Compartir
Publicidad
Publicidad

Una nevera convertida en sofá retro

Una nevera convertida en sofá retro
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Los amantes de lo retro que estén buscando el sofá perfecto para su salón, están de suerte, Fridge Couch es una pieza singular para cualquier salón de ese estilo que se precie, sale de la unión de un refrigerador utilizado para la estructura y el asiento de un BMW, ambos de los años ochenta, el aspecto no deja lugar a equívocos, el sofá es ochentero total.

No sólo es perfecto para una casa, de hecho yo soy capaz de imaginarlo en pocas de las que conozco... pero también es genial para algunos bares y cafeterías, a cuyos dueños les gustan los contrastes en decoración y la mezcla de estilos o en concreto rodearse de cosas curiosas y de cosas de la década de los ochenta, por varios motivos una de las más añoradas.

En cualquier caso el sofá es digno de mención porque lo de utilizar el asiento del coche para fabricarlo no tiene mucho mérito, es relativamente frecuente, pero unirlo con la estructura de una nevera, eso ya es bastante más curioso y el resultado ha quedado muy bien, es verdad que reconozco que yo no me lo compraría para mi casa, pero si lo hubiese visto en alguno de los lugares que frecuento estoy segura de que me habría gustado.

Vía | Inhabitat Más información | Fridge Couch En Decoesfera | Recicladecoración: un asiento hecho con señales de tráfico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos