Compartir
Publicidad

Casas poco convencionales: vivir en un hórreo

Casas poco convencionales: vivir en un hórreo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Construcción de madera o piedra, aislada, de forma rectangular o cuadrada, sostenida por columnas, característica del noroeste de la Península Ibérica, donde se utiliza para guardar granos y otros productos agrícolas.

Esta es la definición que nos da la RAE para la palabra hórreo y el noroeste de la península ibérica es donde yo vivo, así que veo muchos de estos habitualmente, los hay de muchos tamaños y el caso es que hoy en día son pocos los que se utilizan para almacenar grano. Muchos han sido restaurados y se aprovechan para otros usos, pero pocas veces se ve uno reconvertido en apartamento y menos con un resultado tan estupendo.

El que os voy a mostrar forma parte de la Casa Entremuros, una casa rural en la que pasar unos días de descanso, que es un conjunto arquitectónico propio de la hidalguía rural gallega del siglo XIX. Cuentan sus propietarios que en la restauración se ha respetado el ambiente original, tanto en los materiales utilizados como en los muebles y la decoración, aunque sin renunciar al confort, vamos a ver algunos detalles.

casa entremuros horreo

Obviamente se trata de un hórreo de gran tamaño, suficiente como para poder incluir en él todo lo necesario para que una pareja pueda tener una estancia agradable, en realidad si no se tratase de un hotel, bien se podría vivir ahí, no le falta detalle. En algunas paredes se ha mantenido la piedra, otras se han forrado con madera para un mayor confort.

Me encanta el techo, es en él en realidad donde mejor se nota que se trata de un hórreo, de no ser por ese detalle, podría parecer una habitación cualquiera de una casa rústica convencional. El dormitorio y la sala de estar comparten espacio, es algo habitual en habitaciones de hotel e incluso en pequeñas viviendas y la amplitud es suficiente como para que los dos ambientes no interfieran entre si.

casa entremuros sala

Todos los muebles son de madera, antiguos y restaurados o nuevos pero de estilo rústico, es curioso que a pesar de que hay muchas maderas diferentes en tonos distintos, se ha conseguido un buen equilibrio entre ellas. La ropa de cama en blanco aporta un punto de claridad muy necesario porque uno de los problemas del hórreo es que no es muy luminoso.

Para dar un toque de color al conjunto se ha elegido el naranja, uno de mis colores favoritos y que podemos ver en los cojines del sofá, la manta a los pies de la cama y las toallas en el baño. Para mi gusto es un gran acierto, un color que combina muy bien con la madera, un tono cálido que compensa la frialdad de la piedra.

casa entremuros cocina

La piedra es una de las principales protagonistas de la cocina, aunque se han incorporado todas las novedades que la tecnología permite para una cocina de hoy en día, como vitrocerámica, lavaplatos o microondas, se ha mantenido el estilo rústico en los frontales de los muebles y en la mesa para comer.

Quizá resulta un poco chocante la encimera de granito tan pulida, que contrasta con la piedra al natural de pared y suelo, aunque entiendo que a la hora de cocinar es la mejor opción y de entre los materiales que se podrían elegir para la encimera es el que mejor encaja.

casa entremuros baño

Es un pequeño apartamento, obviamente en un hórreo no cabe mucho más, pero si nos fijamos bien tiene un montón de detalles de interés a nivel decorativo, por ejemplo, el lavabo en el baño de piedra que me encanta, con su grifería rústica, ahí sí que se ha renunciado al monomando y los toalleros de forja que hacen un conjunto ideal.

Imagino que estará bien climatizado, además la piedra y la madera aislan bien del exterior y hay que recordar que el hórreo está elevado por columnas, no en el suelo, lo cual minimiza la humedad, así que la única duda que me queda es relacionada con la limpieza, la piedra suelta polvillo y limpiar suelos y paredes de piedra puede ser algo engorroso, aunque yo nunca he vivido en una casa así, por lo que no sé hasta que punto eso pueda ser un problema, por lo demás el ambiente me encanta y me parece muy acogedor.

Más información | Casa Entremuros Imágenes Vía | Facebook En Decoesfera | Casas poco convencionales: vivir en una minicueva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos