Publicidad

El mercado Little Spain, en la Gran Manzana, un espacio sofisticado y artístico con materiales de gran calidad

El mercado Little Spain, en la Gran Manzana, un espacio sofisticado y artístico con materiales de gran calidad
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Como algunos de vosotros ya sabréis, hace unos meses, José Andrés, el famoso chef español, culminaba su propósito de traer a Nueva York la auténtica cocina española y crear un espacio que refleje el país, con todos sus matices y tradiciones.

Se trata de una nueva tipología de espacio, siempre sofisticado, pero de lo más confortable para su principal propósito: saborear los productos de primera calidad que se despachan allí. Es el resultado de tres años de constante excitación, sufrimiento y goce creativo, liderado por el arquitecto Juli Capella, del estudio Capella García Arquitectura.

Mercado Little Spain 2 Credit Miguel De Guzman

Mercado Little Spain 7 Credit Miguel De Guzman
Mercado Little Spain 8 Credit Miguel De Guzman

Según argumenta el arquitecto, hay tres fuentes directas de inspiración en este proyecto: los mercados, el típico pueblecito español y la propia comida. Little Spain es más que un ‘Food Court’, mercado o restaurante: estéticamente podría también definirse como una sucesión de miniarquitecturas de puestos gastronómicos o como una pequeña población, con sus calles y su plaza mayor donde la gente se reúne para charlar, celebrar, comer y beber. Asimismo, el propio colorido de la fruta, el pescado, la paella o la sangría, han ido conformado la paleta de colores y texturas que se han ido aplicando en el proyecto.

El espacio cuenta con con la intervención de artistas como Javier Mariscal, Oscar Mariné, Sergio Mora o Mikel Urmeneta, a los que se suma el equipo de Lo Siento en la faceta de diseño gráfico, llevando así a New York una auténtica selección nacional de creatividad española. Cosentino se embarcó desde el principio en esta iniciativa, y ha contribuido a través de sus superficies a mostrar lo mejor y más innovador de la decoración y las aplicaciones para la restauración profesional made in Spain. Juli Capella ha elegido los materiales de Cosentino por sus prestaciones y por ser un producto español.

Mercado Little Spain 9 Credit Miguel De Guzman
Mercado Little Spain 10 Credit Miguel De Guzman
Mercado Little Spain 1 Credit Miguel De Guzman

De esta forma, Cosentino ha suministrado hasta 210 tableros (casi 700 metros cuadrados de material en total) de los productos Dekton® y Silestone®, ejemplos de esa excelencia e innovación también en los materiales decorativos. De la superficie ultracompacta Dekton®, se han empleado diferentes tonalidades, tales como Entzo, Makai, Kelya, Aura 15, Fiord, Tundra, o Kairos, predominante con más superficie expuesta. Por su parte, la marca líder mundial de superficies de cuarzo, Silestone®, exhibe en el mercado su amplio portfolio de colores y acabados con aplicación de tapas en White Platinum, Calacatta Gold, Blanco City, Ariel, Tigris Sand o, por ejemplo, una espectacular barra en Pearl Jasmine de 3 cm de grosor.

Juli Capella explica que para diseñar los 18 puestos de comida y bebida de Mercado Little Spain, se hizo una paleta de materiales, texturas y colores, que intentaban sintonizar con cada tipo de producto. Por ejemplo, en el puesto del jamón, tonos rojizos y texturas rústicas; en el de pescado, tonos azulados y superficies lisas brillantes; en los pasteles materiales coloristas y texturado...

Por todo ello, el resultado final de ‘Little Spain’ es mucho más que un trocito de España en el corazón de Nueva York. Es un “organismo vivo” que ahora, neoyorkinos y visitantes tendrán que hacer suyo.

Más información | Little Spain y Cosentino
Fotos | Miguel de Guzmán

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios