Compartir
Publicidad

El mercado Little Spain, en la Gran Manzana, un espacio sofisticado y artístico con materiales de gran calidad

El mercado Little Spain, en la Gran Manzana, un espacio sofisticado y artístico con materiales de gran calidad
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como algunos de vosotros ya sabréis, hace unos meses, José Andrés, el famoso chef español, culminaba su propósito de traer a Nueva York la auténtica cocina española y crear un espacio que refleje el país, con todos sus matices y tradiciones.

Se trata de una nueva tipología de espacio, siempre sofisticado, pero de lo más confortable para su principal propósito: saborear los productos de primera calidad que se despachan allí. Es el resultado de tres años de constante excitación, sufrimiento y goce creativo, liderado por el arquitecto Juli Capella, del estudio Capella García Arquitectura.

Mercado Little Spain 2 Credit Miguel De Guzman

Mercado Little Spain 7 Credit Miguel De Guzman
Mercado Little Spain 8 Credit Miguel De Guzman

Según argumenta el arquitecto, hay tres fuentes directas de inspiración en este proyecto: los mercados, el típico pueblecito español y la propia comida. Little Spain es más que un ‘Food Court’, mercado o restaurante: estéticamente podría también definirse como una sucesión de miniarquitecturas de puestos gastronómicos o como una pequeña población, con sus calles y su plaza mayor donde la gente se reúne para charlar, celebrar, comer y beber. Asimismo, el propio colorido de la fruta, el pescado, la paella o la sangría, han ido conformado la paleta de colores y texturas que se han ido aplicando en el proyecto.

El espacio cuenta con con la intervención de artistas como Javier Mariscal, Oscar Mariné, Sergio Mora o Mikel Urmeneta, a los que se suma el equipo de Lo Siento en la faceta de diseño gráfico, llevando así a New York una auténtica selección nacional de creatividad española. Cosentino se embarcó desde el principio en esta iniciativa, y ha contribuido a través de sus superficies a mostrar lo mejor y más innovador de la decoración y las aplicaciones para la restauración profesional made in Spain. Juli Capella ha elegido los materiales de Cosentino por sus prestaciones y por ser un producto español.

Mercado Little Spain 9 Credit Miguel De Guzman
Mercado Little Spain 10 Credit Miguel De Guzman
Mercado Little Spain 1 Credit Miguel De Guzman

De esta forma, Cosentino ha suministrado hasta 210 tableros (casi 700 metros cuadrados de material en total) de los productos Dekton® y Silestone®, ejemplos de esa excelencia e innovación también en los materiales decorativos. De la superficie ultracompacta Dekton®, se han empleado diferentes tonalidades, tales como Entzo, Makai, Kelya, Aura 15, Fiord, Tundra, o Kairos, predominante con más superficie expuesta. Por su parte, la marca líder mundial de superficies de cuarzo, Silestone®, exhibe en el mercado su amplio portfolio de colores y acabados con aplicación de tapas en White Platinum, Calacatta Gold, Blanco City, Ariel, Tigris Sand o, por ejemplo, una espectacular barra en Pearl Jasmine de 3 cm de grosor.

Juli Capella explica que para diseñar los 18 puestos de comida y bebida de Mercado Little Spain, se hizo una paleta de materiales, texturas y colores, que intentaban sintonizar con cada tipo de producto. Por ejemplo, en el puesto del jamón, tonos rojizos y texturas rústicas; en el de pescado, tonos azulados y superficies lisas brillantes; en los pasteles materiales coloristas y texturado...

Por todo ello, el resultado final de ‘Little Spain’ es mucho más que un trocito de España en el corazón de Nueva York. Es un “organismo vivo” que ahora, neoyorkinos y visitantes tendrán que hacer suyo.

Más información | Little Spain y Cosentino
Fotos | Miguel de Guzmán

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio