Publicidad

La Demba, un hotel lleno de arte y diseño en el corazón del Pirineo

La Demba, un hotel lleno de arte y diseño en el corazón del Pirineo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Abizanda es una pequeña y bella localidad de la comarca del Sobrarbe, en el Pirineo Aragonés. Cuando pasas por la carretera que une Zaragoza y Huesca con L'Ainsa y la frontera francesa, Abizanda se alza majestuosa al lado izquierdo de la carretera, con su esbelto castillo medieval, testigo de tiempos pasados. Ahora, al patrimonio histórico y cultural de esta pequeña villa, se une otro pequeño tesoro que abre sus puertas en este pueblo: estamos hablando de La Demba.

Un encantador hotel rural perfecto para desconectar del mundo por unos días y que combina a la perfección el sabor de la arquitectura tradicional con la comodidad y con las nuevas tendencias, el arte y la cultura. La Demba está situada en una antigua casa de labriegos del siglo XIV, y eso, se nota en el ambiente.

La Demba

El hotel ha mantenido todo su sabor de antaño, pero actualizando la puesta en escena. Se han recuperado las vigas, la piedra sigue ocupando un lugar primordial, y la casa está salpicada de mobiliario antiguo junto con muebles y lámparas de diseño.

La Demba

En total, en el hotel hay diez habitaciones. Y una de las claves del éxito de este hotel es que cada una de estas diez habitaciones está decorada por un artista diferente. De hecho, yo llegué hasta la web de este hotel buscando información sobre Eva Armisén, una artista que me encanta por la positividad y el encanto de sus obras.

La Demba Eva Armisén

En este caso, la habitación trabajada por Eva Armisén recibe el nombre de 'Alegría', un nombre que le va como anillo al dedo. Con techo de madera, una moderna cama, y con el blanco como color predominante, 'Alegría' nos mira con simpatía sentada en un árbol sobre el cabecero de la cama.

Puntos Suspensivos

La habitación 'Puntos suspensivos' ha sido diseñada por los artistas Carlos Cebollero y Esperanza Rambla, y en origen, era la habitación de la antigua casa de labranza. Tiene una curiosa forma triangular que le da un sabor especial y un hermoso balcón que parece que mete la naturaleza al interior de la habitación. Destaca el mosaico hidráulico que reviste el suelo, y como lavabo, tienen una olla como las que seguro que las abuelas de este pueblo utilizaban para alimentar a su prole.

Asidos

En la habitación Asidos hay una pieza que es una auténtica obra de arte en sí. Diseñado por Elisabeth de Quaasteniet, el elemento más representativo de esta habitación es una cama-armario-mesa trabajada con maderas de olivo recuperadas de esta antigua casa.

Asidos
La Demba

Dejando la habitación Asidos nos pasamos a la habitación 'Recuerdos de viaje de Joan Tabique', un habitación diferente y llena de imaginación diseñada por la artista Adela de Bara. Troncos que son mesillas, cabeceros llenos de color, muebles en madera, el baño integrado dentro de la propia habitación o un butacón verde son algunas de las características de esta original habitación.

La Demba

Y como no podía ser de otra forma, las salas y espacios comunes de este hotel están llenas de obras de arte de artistas contemporáneos, gracias a los fondos de su creciente galería, y también a las exposiciones temporales que organiza La Demba ¿Qué más se puede pedir? Arte, diseño y un lugar de ensueño para disfrutar de una escapara al Pirineo Aragonés.

Más información | La Demba
En Decoesfera | El Privilegio de Tena, un hotel de ensueño en el corazón del Pirineo Aragonés

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir