Publicidad

El Privilegio de Tena, un hotel de ensueño en el corazón del Pirineo Aragonés

El Privilegio de Tena, un hotel de ensueño en el corazón del Pirineo Aragonés
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Un entorno natural de excepción y espacios cálidos y vanguardistas respetando las tradiciones pirenaicas son las tarjetas de presentación de El Privilegio de Tena. Un excepcional hotel situado en el oscense Valle de Tena y que fue abadía en siglo XVI y casa regia entre los siglos XVII y XIX antes de convertirse en el apetecible hotel que nos encontramos hoy.

El edifio tiene una arquitectura pirenaica y un interiorismo vanguardista perfectamente combinado con los muros de piedra desnuda, tan típicos en el Pirineo Aragonés, o con los encantadores techos abuhardillados de algunas de las habitaciones.

El Privilegio de Tena

Frente a la piedra y la madera, el mueble tanto de las habitaciones como de los espacios comunes es eminentemente moderno. Un mueble contemporáneo, sencillo y funcional, pero muy elegante. Las texturas y los matices cromáticos, junto al fantástico equilibrio de las luces interiores y exteriores ofrecen un ambiente acogedor y cálido que te hace dudar entre quedarte a disfrutar del hotel o salir a conocer las maravillas naturales que esconde el Pirineo Aragonés.

El Privilegio de Tena

Cada una de las habitaciones tienen su propia personalidad gracias al interiorismo, aunque en todas ellas se mantiene el toque rústico como hilo conductor, junto a las magníficas vistas sobre el Valle de Tena y el embalse de Búbal.

En algunas de las habitaciones encontrarás modernas chimenas, o jacuzzis integrados en el salón para terminar de rematar el ambiente. Un ambiente lleno de detalles, de papeles y cojines que le dan encanto y el toque chic a la piedra y a la madera.

El Privilegio de Tena

Y si las habitaciones son espectaculares, el spa del hotel no podía ser menos. Inspirándose en el entorno natural que rodea El Privilegio, el spa ha sido diseñado con mimo, seleccionando las texturas y colores de cada uno de los espacios que lo componen, con elementos mármol vetado de la India o madera tropical. Sin duda, el elemento más espectacular es una piscina rodeada de piedra en la que uno de sus frentes es un gran ventanal abierto al exterior para contemplar las vistas al Pirineo mientras disfrutamos de las relajantes aguas.

Más información | El Privilegio de Tena
En Decoesfera | El Mirador de los Pirineos, un hotel de autor para perderse en plena naturaleza

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios