Compartir
Publicidad

Hotel Puerta América: Ron Arad

Hotel Puerta América: Ron Arad
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece ser que nos gustó mucho la sexta planta del hotel Puerta América diseñada por Mark Newson, porque nos quedamos en ella una buena temporada.

Pero la vida avanza y las escaleras suben, así que ya es hora de pasar de nivel y acercarnos a la siguiente planta, la séptima, obra del arquitecto y diseñador industrial Ron Arad.

Como casi todo el hotel, seguro que no os dejará indiferente, aunque es posible que más de uno se quede frío. Si alguien le tiene miedo al blanco, que no siga leyendo.

Ron Arad

Ron Arad es un diseñador, artista y arquitecto industrial. Nació en Tel Aviv en 1951, hijo de una madre pintora y un padre fotógrafo. Su formación la obtuvo de la academia de arte de Jerusalén entre 1971 y 1973, aunque acabó de completar sus estudios en la asociación académica de Londres desde el 74 al 79 bajo la tutela de Peter Cook y B. Tschumi.

Entre sus diseños más notables destaca la silla apilable de Tom VAC para Vitra, pero no es el único, pues ha producido muebles para muchas otras compañías de prestigio, como Alessi, Flos, Artemide y Kartell. Muchos de estos trabajos se pueden encontrar en el MoMa, donde ha realizado recientemente una exposición, así como en el Pompidou de París y otros museos del diseño.

De todas formas, como es imposible resumir toda la obra de un diseñador tan prolífico en unos pocos párrafos, tenéis toda la información en su página web.

Lobby y pasillo

hotel puerta América - ron arad - lobby

Mirando la imagen del lobby de la séptima planta del Hotel Puerta América, tengo la extraña sensación de estar viendo una película de ciencia ficción. Tal vez sea por la cantidad de pantallas de televisión que hay colocadas en las paredes, o por ese banco situado en el centro, pero no dejo de pensar que en cualquier momento va a hablar el capitán y la nave despegará rumbo a Alpha Centauro.

Además, tanta pantalla produce angustia, parece que estés siendo observado por infinidad de ojos. Si encima están sintonizadas en diferentes canales, no me quiero ni imaginar como puede ser ver Sálvame Deluxe y ¿Dónde estás corazón? al mismo tiempo.

hotel puerta América - ron arad - pasillo

Cuando sales al pasillo, esa sensación da paso a otra, que no mejor la anterior. De hecho, dan ganas de volver a la nave espacial. Siempre será mejor vivir en otro planeta que en este hospital del futuro, porque eso es lo que parece esta sucesión infinita de puertas y números, todo lacado en un blanco impoluto acentuado por la iluminación del mismo color que emerge entre las paredes, el techo y el suelo.

Tal vez penséis que no aprecio el diseño porque soy un clásico, pero los que me conocéis sabéis que soy un obseso del minimalismo. Lo que pasa es que yo lo entiendo como una cuestión de abstracción y no como una estética, que es lo que hace que esta propuesta no me seduzca en absoluto.

Habitaciones

hotel puerta América - ron arad - habitaciones

Después de poner de vuelta y media la decoración del lobby, he de reconocer que las habitaciones tienen su encanto. Sobre todo cuando se introduce una nota de color, que no solo aporta alegría, sino que "ordena" visualmente los espacios.

La distribución está resuelta de una forma muy original y a la vez "limpia" conceptualmente hablando. No hay puertas, tan solo un gran tabique sinuoso divide la habitación en dos. A un lado un pequeño pasillo que conduce a la cama y al otro el baño, en el que se aprovechan las zonas cóncavas para colocar la bañera y el resto de piezas. En la pared opuesta, un gran espejo de suelo a techo ayuda a ampliar visualmente el espacio.

hotel puerta América - ron arad - baño

También me ha gustado el detalle del cabezal de la cama, que se utiliza para crear una pequeña zona de despacho. Que la cama sea redonda tampoco es casualidad, es el centro de la composición, y el centro ya sabemos que se asocia con un punto, y los puntos no son cuadrados. Además una cama tradicional desentonaría con las lineas curvas presentes en todo el diseño.

Como habréis podido deducir, no es la planta en la que yo reservaría habitación. Creo que los hoteles ya pecan de falta de personalidad --en el sentido de humanidad-- y diseños tan fríos y asépticos no van en el camino adecuado. Claro que como siempre, para gustos, colores. Sí, el blanco es un color.

Os dejo con un pequeño vídeo para acabar el paseo.

Más Información | Hotel Puerta América Fotos | Rafael Vargas En Decoesfera | Especial Hotel Puerta América

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos