Publicidad

Un escritorio con varios secretos

Un escritorio con varios secretos
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

A simple vista podría parecer una mesa normal, un escritorio de trabajo incluso un poco aburrido, ya que en color blanco y tan liso no llama mucho la atención, sin embargo esas hendiduras en la superficie de la mesa ya hacen suponer que algún secreto esconde y a mi siempre me han gustado por eso los escritorios, cuantos más pequeños cajones, cuantos más escondites, para mi mejor.

Este además es en realidad multifunción, podemos utilizarlo como mesa o consola junto a una pared en cualquier estancia y puede servir además de como escritorio también como mueble de tocador en el dormitorio principal o en un dormitorio de una chica, en su interior viene perfectamente acondicionado para estas funciones, veamos pues, cuales son los secretos que esconde.

escritorio secretos corcho

Como veis la parte superior se levanta y detrás de ella tenemos un corcho para notas, fotografías o recordatorios importantes, una vez levantada la tapa la pieza delantera se puede extraer y en su superficie podemos colocar el portátil o un teclado si nuestro ordenador es de mesa, también como no, un libro o libreta y bolígrafo si son esas las herramientas que vamos a utilizar para trabajar.

No es muy grande la superficie útil, es la pega que le veo siempre a este tipo de escritorios, son muy bonitos, románticos y tienen un gran encanto a nivel decorativo, pero la funcionalidad se ve mermada por las dimensiones, depende para que lo vayamos a utilizar claro, pero según el tipo de trabajo, yo a veces necesito una mesa más grande y al final acabo usando la del comedor.

escritorio secretos espejo

Pero aún falta más y es que el corcho es reversible, si le damos la vuelta tenemos un espejo, así que si en vez de como escritorio preferimos utilizarlo como coqueta, podemos guardar ahí nuestros cosméticos y será un lugar estupendo para peinarnos, maquillarnos y acicalarnos, hay poca gente que disponga hoy en día de coqueta en el dormitorio, es verdad que no es un mueble imprescindible, pero si tenemos sitio para ella y nos gusta, es también una buena opción.

Lo mejor del mueble en definitiva es que al servir a varios usos, podemos readaptarlo en función de nuestras necesidades, moverlo de habitación incluso y dependiendo de la época o el momento de nuestra vida en el que estemos, utilizarlo de un modo u otro, el precio no está mal, alrededor de los trescientos euros, que para el servicio que presta me ha parecido razonable.

Vía | Furniture Fashion
Más información | Crate&Barrel
En Decoesfera | Escritorio convertible de Florian Jouy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir