Compartir
Publicidad

Puertas abiertas: una casa de tres alturas en Tokyo

Puertas abiertas: una casa de tres alturas en Tokyo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo que más me ha gustado de esta casa es que ha sido diseñada a petición de su dueño, como una casa que los niños nunca olviden y que quede para siempre presente en sus sueños. Y la verdad es que yo creo que lo han conseguido, para empezar se trata de una casa en tres alturas que están conectadas entre si por toboganes... ¡que no cunda el pánico! también tiene una escalera alternativa.

Además las áreas de juego están integradas en las zonas de estar comunitarias de la casa y hay un espacio especialmente pensado para la lectura y otro para el estudio, espacios abiertos, grandes, claros y luminosos, la casa tiene pocos muebles y se parece poco a lo que estamos acostumbrados a ver como vivienda para una familia, pero en muchos aspectos, es francamente genial.

detalles niños

En primer lugar fue el tobogán lo que más me llamó la atención, teniendo espacio suficiente la idea es genial y no solo para niños, también para adultos, bajar desde el dormitorio en el segundo piso hasta el bajo por un tobogán cada mañana, le ayuda a empezar bien el día a cualquiera y si un día vamos elegantes y no queremos arrugar la ropa, siempre tenemos por el otro lado la escalera.

Pero además después me fijé en que la casa tiene otros muchos detalles que son geniales, la sala de estar está en el primer piso y en su interior hay una pequeña habitación de juegos con suelo de rejilla por el que si yo no entiendo mal debe subir aire para que los niños jueguen con pelotas de colores, es como la habitación de las bolas, impresionante, nunca la había visto en el salón de una casa, solo imaginaba algo así en parques infantiles.

Genial también el pasillo con la pared de estantería para libros, es algo que también se ve con mucha frecuencia en las películas, jóvenes sentados en pasillos de bibliotecas leyendo, y que aquí se ha extrapolado al hogar.

casa tokyo

El cuarto de baño en la planta superior junto con los dormitorios, tiene muchísima luz porque entra desde el techo, yo vivo en un ático, pero la pena es que el cuarto de baño es interior, siempre pienso que me habría encantado que en el baño hubiese un velux, como los que hay en otras habitaciones, la sensación del baño inundado de luz, tanto del sol como de la luna, debe ser excelente.

Se ha pensado mucho en los niños y no solo en el juego, también en que tienen que ir al colegio, estudiar, hacer sus deberes... y necesitan un espacio cómodo y bien acondicionado para ello, mesa, con sillas confortables, estanterías con libro y otros materiales. La zona de estudio también parece bastante amplia y reconozco que eso también me ha gustado, aunque creo que me sigo quedando con el cuarto de las bolas y el tobogán.

Vía | Dezeen En Decoesfera | Rhapsody Beds, camas para dormir y jugar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos