Compartir
Publicidad

Consejos para adaptar el jardín a los niños

Consejos para adaptar el jardín a los niños
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos de vosotros sois tan afortunados que tenéis un pequeño (o gran) jardín en vuestra casa donde vuestros hijos pueden corretear a sus anchas ahora que están de vacaciones. Seguro que lo habéis decorado con todas las ideas que habéis ido viendo por aquí y tiene un aspecto magnífico. El quid de la cuestión viene cuando tenemos que conciliar los juegos de los pequeños con la decoración y, como siempre, la seguridad infantil es lo primero.

He aquí algunos consejos que os harán esta adaptación al juego más fácil:

  • Prescindid de decoraciones que acaben en punta. La pizarra marcando el espacio de los parterres puede parecer bonita en la exposición, pero es altamente peligrosa si un niño se tropieza y se cae encima. Tampoco uséis la típica valla de listones acabados en pico, por muy cuca que quede y por mucho que os recuerde a las aventuras de Tom Sawyer como en la foto que hay sobre estas líneas.

  • Si habéis instalado columpios, aseguraos de que cumplen con la normativa europea de seguridad. Que los niños no los usen sin la supervisión de un adulto, especialmente los más pequeños y que aprendan a usarlos bien para que no tengan accidentes.
  • Utilizad plantas que sean resistentes y que no pinchen. Mejor césped o helechos a poner rosales o aloes, por muy bonitos que queden. Recordad que estas plantas deben adaptarse al clima, así que no os empeñéis en plantar helechos si vivís en una tierra donde no llueve apenas.
  • Si instaláis una piscina, que se adapte a la edad de los niños. Los más pequeños van mejor en las piscinas hinchables y los mayores ya pueden usarlas con bordes metálicos o rígidos. Como siempre, mejor si la usan bajo la supervisión de un adulto.
  • A todos los niños les gustan los juegos de agua. Si hay un grifo en el jardín donde llenar los globos de agua, que esté en un lugar visible, no sólo para que no se empapen (o sí, eso ya va a gusto de los padres) sino para que hagan un uso responsable de la misma.
  • Si los pequeños ya son suficientemente mayores, se les puede dejar un rincón en el jardín para que cultiven sus propias plantas. Seguro que se lo pasan en grande y aprenden un montón. Plantar tomates, por ejemplo, es fácil y les llenará de orgullo cuando empiecen a producir sus frutos.
  • Los objetos de madera que haya en el jardín deben estar bien lijados y barnizados preferiblemente. Un accidente muy común es que se claven una astilla por error, y es mejor prevenir.

Imagen vía | Foundphotoslj
En Decoesfera | Crea un rincón para tus pequeños en el jardín sin gastar un duro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos