Compartir
Publicidad

"Ordenar es lo que más me gusta de mi trabajo", entrevistamos a María Gallay de Organización del orden

"Ordenar es lo que más me gusta de mi trabajo", entrevistamos a María Gallay de Organización del orden
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo el mundo tiene sus defectillos, y si tuviera que decir uno mío sería sin duda que me cuesta un montón mantener las cosas en orden. Yo intento hacerlo bien pero el caos, indefectiblemente, vuelve a mi vida una y otra vez. El caso es que navegando por Internet me encontré con María Gallay, fundadora de Organización del Orden, una empresa especializada precisamente en eso, ordenar espacios. Lo mejor es que os lo explique ella misma.

  • ¿Cómo surgió la idea de Organización del Orden?

Ordenar todo lo ordenable (propio o ajeno, cuando me dejan) es algo que llevo haciendo toda la vida, casi sin poder (ni querer) evitarlo. Después de dejar la publicidad me planteaba hacerme bibliotecaria para poder trabajar ordenando, cuando una de mis mejores amigas me pasó información sobre la moda de los Organizadores Profesionales en NY. Y ahí descubrí que lo mío era una profesión reconocida y útil. "Organización del Orden" surgió enseguida como nombre; aunque me costó bastante registrarla como marca y que pasara el filtro de las consultas a familia y amigos, siempre lo tuve muy claro y creo que no se podría llamar de otra forma.

María Gallay, fundadora de Organización del Orden
  • ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Ordenar es lo que más me gusta, pero no sólo dejar las cosas acomodadas estéticamente. Organizar el espacio de tal forma que las cosas no invadan y crear un sistema de funcionalidad que facilite el día a día. Encontrar para cada cosa el sitio lógico, para que no haya que pensar ¿"dónde vive esto?"; que ese sitio sea práctico, que su ubicación sea consecuente con la periodicidad de su utilización; y que sea cómodo, para que cada cosa vuelva a su sitio casi automáticamente.

  • ¿Qué clase de encargos son los más habituales que recibes?

Creo que son los que tienen que ver con las transiciones familiares y personales, como la instalación de un lugar de trabajo en casa o convertir un despacho en la habitación de un nuevo bebé. También las mudanzas por separaciones y las relocaciones de ciudad o de país. Y en las empresas, la creación de archivos y los cambios de oficinas. Básicamente me ocupo de lo que la gente no tiene tiempo o ganas de organizar, porque todos estos cambios suelen suceder cuando menos horas y energía tienes, pero es imprescindible que alguien se ocupe con toda la dedicación necesaria para no alargar interminablemente el proceso.

El método japonés de las 5S

Trastero deporte
  • ¿Cambia mucho tu sistema de trabajo, si tienes que organizar por ejemplo un armario, una habitación o una casa? ¿Cuál sería la mayor diferencia?

No, aplico siempre el método japonés de las 5S, que fue creado en las fábricas para garantizar la eficacia y productividad evitando el despilfarro de tiempo y espacio. Tanto si tengo que ordenar un cajón de calcetines como una biblioteca o una casa entera, los principios y los pasos son los mismos; la mayor diferencia es el volumen de cosas que hay que ordenar y el tiempo necesario para llevarlo a cabo, por eso trabajo por horas y paquetes de horas, para adecuarme a cada cliente.

  • ¿Qué consejos das para que tus clientes mantengan el orden?

Primero, obtener del cliente la mayor cantidad de información respecto a sus costumbres y su estilo de vida, porque si vas a "meterte" con su vestidor o sus cajones del despacho, es imprescindible saber qué usa todos los días, qué cosas ya no necesita y cuáles quiere guardar pero no va a sacar en un año. A partir de ahí, la clave es que el sistema de orden que propongo se ajuste a las necesidades y gustos del cliente, respetando sus hábitos y creando unos nuevos fáciles de seguir, para que cada cosa vuelva a su sitio y el orden se mantenga. A veces me toca acordar este sistema con el dueño/a de casa o de la empresa, pero luego instruir al personal de limpieza o a las secretarias, porque son éstos los que llevan a la práctica diaria el mantenimiento; en muchas casas no es el cliente el que guarda personalmente la ropa limpia en los armarios, la compra en la despensa o el que utiliza los artículos de limpieza.

Un armario de niño ordenado
  • ¿Cuál ha sido la tarea más difícil a la que te has enfrentado?

Sin duda, el mayor desafío fue un caso de Síndrome de Diógenes, no sólo por el volumen de cosas sino por las implicaciones que conlleva el entrar en la casa de alguien que no puede dejar de acumular voluntariamente.

  • ¿En qué ciudades trabajas?

Trabajo personalmente en Madrid y alrededores. Pero próximamente lanzaré una Clínica de Orden a Distancia, a través de la página de Facebook, porque recibo muchas consultas desde lugares a los que me es imposible ir. Si me envían una foto de la zona del "caos", puedo ofrecer soluciones que sirven tanto para esa persona como para otras, porque pueden encontrar inspiración. Sólo pido una foto del "después" para ver el cambio, como en los casos de mi web.

Muchas gracias María por habernos dedicado un rato y te deseamos mucho éxito tanto con tu empresa como con la Clínica de Orden a Distancia.

Más información | Organización del Orden En Decoesfera | Entrevistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio