Compartir
Publicidad

Recicladecoración: una tartera con dos moldes viejos

Recicladecoración: una tartera con dos moldes viejos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

¿Tenéis algún molde al que se le haya estropeado el recubrimiento como a la sartén de Patch? Pues nada de lamentarse, con dos de ellos de diferentes tamaños y una pata de madera de algún mueble viejo os podéis montar en un momento una tartera tan bonita como esta que han hecho en Colorín Colorado. Y es que, como decimos siempre, a todo se le puede buscar el lado decoesférico.

Para unir las tres piezas sólo os harán falta dos tornillos, uno que vaya desde la parte interior de uno de los moldes a la pata de madera y otro desde la parte exterior. Así de sencillo. Luego, con un bote de pintura en aerosol podéis darle el acabado de color que más os guste, la verdad es que en blanco queda estupendo.

Vuestra tartera puede tener multitud de usos y ubicaciones: en la cocina para guardar los huevos, en el baño para colocar jabones y conchas, en la mesa del comedor para la fruta y por supuesto para el uso para el que fue concebida: colocar dulces. Creo que me haré una este fin de semana con un molde de quiche y uno de flan que tengo abandonados, son rojos y pueden dar mucho juego.

Más información | Colorín Colorado En Decoesfera | Más tarteras recicladas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos