Publicidad

Antes y después: de madera natural a gradiente de azules

Antes y después: de madera natural a gradiente de azules
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Una silla antigua de madera natural, aburrida, se puede convertir en algo original, divertido y muy moderno con un poco de pintura, en este caso se ha utilizado pintura blanca para el fondo y dos tonos de azul para crear el gradiente. Una lija para preparar la silla antes de pintarla y un poco de paciencia para completar y el proceso, que entre mano y mano y esperar a que vaya secando, lleva algo de tiempo.

Aunque el color elegido en este caso haya sido el azul, podemos hacer algo parecido con el color de nuestra elección, verde, rojo, marrón, solo hay que comprar pintura en dos tonos del mismo color uno más claro y otro más oscuro o bien uno oscuro y mezclarlo después con blanco, para pintar es más fácil con spray, si lo hacemos con brocha nos arriesgamos a que nos quede peor, vamos a ver los pasos a seguir con más detalle.

silla gradiente antes

En primer lugar hay que limpiar bien la silla y lijarla para retirar el barniz que tenga y hacer así que la pintura agarre mejor, después de lijar debemos asegurarnos de haber retirado bien el polvo antes de comenzar con el proceso de pintura. Para lijar podemos utilizar tacos de lija y hacerlo de forma manual o podemos lijar de forma automática si disponemos de la lijadora adecuada para ello.

silla gradiente blanco

Una vez que la silla está lijada y limpia, lo siguiente que haremos será pintarla por completo en blanco, será necesario dar dos manos, si queremos que el blanco cubra bien el fondo de madera natural y habrá que dejar secar bien entre mano y mano. Después comienza la parte más vistosa, la aplicación de los azules, primero el más claro en la parte central de la silla, después el oscuro en las patas.

silla gradiente blanco azul

Si la pintura la aplicamos con spray, en las zonas de cambio de color conseguiremos un efecto difuminado que hará que se vea mejor el gradiente, claro que si el gradiente no nos gusta podemos pintar la silla en un color liso, pero a mi me parece un efecto original e interesante. Este mismo efecto gradiente se puede hacer no solo en muebles sino también en una pared o en general en cualquier lugar.

Vía | Design Sponge En Decoesfera | Cómo pintar y renovar un mueble de madera, paso a paso

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios