Compartir
Publicidad
Publicidad

El diseño gana en los electrodomésticos

El diseño gana en los electrodomésticos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que el diseño gana en los electrodomésticos es algo que se hace patente al entrar en cualquier tienda, así que no podíamos olvidarlo en nuestro Especial Tendencias en Cocinas y Encimeras. Donde antes apenas encontrabas dos o tres modelos en los que se había tenido en cuenta de alguna manera el apartado estético, hoy cuesta decidirse a la hora de comprar una cafetera o una nevera, porque además de las cuestiones técnicas --muy importantes-- ahora también hay que elegir la que mejor le vaya a nuestra cocina.

El asunto no es baladí, porque aunque un electrodoméstico tiene una vida útil inferior a la de una cocina, va a estar mucho tiempo formando parte de la decoración, combinando con el mobiliario y la encimera e influyendo mucho en el aspecto final. Seguro que todos recordáis alguna cocina de diseño en la que una nevera horrible que echaba a perder el conjunto o, incluso mejor, esa cocina sencilla y discreta en la que los electrodomésticos daban la nota de estilo que la hacía destacar.

Veamos qué es lo que más se lleva ahora en diseño de electrodomésticos.

El acero inoxidable es el rey

Diseño electrodomésticos - acero

Le ha costado bastante hacerse un hueco entre los electrodomésticos, especialmente en lo que se refiere a neveras, lavavajillas y lavadoras, donde el plástico blanco parecía ser el único material posible a utilizar, pero ahora el acero inoxidable es el rey. Hoy en día casi todas las marcas ofrecen una gran variedad de neveras acabadas en acero inoxidable, así como lavavajillas, campanas de extracción, hornos e incluso lavadoras, aunque en este caso se trata de plástico gris imitando el acero.

Entre las virtudes del acero hay que destacar su elegancia, su neutralidad --que le permite combinar con infinidad de colores y acabados-- y también su facilidad de limpieza, aunque según que modelos parecen empeñarse en dejar constancia de nuestras huellas dactilares en todo momento.

Su mayor problema, además del precio, es que a veces los electrodomésticos de acero inoxidable cobran demasiado protagonismo en la decoración de la cocina, convirtiéndose en un foco de atención que no siempre tiene por qué interesarnos.

Lo retro ha vuelto para quedarse

Diseño electrodomésticos - retro

Creo que todos coincidiréis conmigo en que lo retro ha vuelto para quedarse, aprovechándose de esa extraña nostalgia por un pasado que muchos no hemos vivido para convencernos de que todo tiempo pasado fue mejor, y que no hay nada más bello que una nevera con un diseño inspirado en los años 50.

Razón no les falta, mediados del siglo pasado fue una de las mejores épocas en cuanto a diseño se refiere, y elegir los electrodomésticos con guiños a ese periodo es una opción tan válida como atractiva. No es tan auténtico como tener neveras, lavadores y cafeteras de entonces (que ahora serían vintage), pero bastante más cómodo y práctico, porque seguro que pocos quieren renunciar al No-Frost, al blanco nuclear o al café apretando un botón.

La pega es que los diseños son tan llamativos que prácticamente piden estar solos. Son difíciles de combinar con los muebles de cocina contemporáneos, por lo que conviene meditar mucho y bien si realmente queremos condicionar toda la decoración de la para encajar esa nevera de la que nos hemos encaprichado.

Ahora también, colores

Diseño electrodomésticos - colores

Una vez rota una lanza a favor del diseño ¿Por qué quedarse solo en el acero y el blanco?. Así que ahora también hay electrodomésticos de colores, para poder combinarlos bien con los muebles y que toda la cocina te quede del mismo tono.

El negro fue el primero en aparecer en escena, algo lógico, pues es signo de sobriedad y elegancia --aunque no es santo de mi devoción-- pero enseguida empezaron a aparecer otros colores mucho más alegres como el rojo, el naranja, el azul o el manido verde pistacho. Tampoco conviene olvidarse del nuevo blanco, más brillante, limpio y moderno, que nada tiene que ver con ese plástico blanco de siempre.

Su mayor inconveniente es que aunque encontremos uno del mismo color que nuestra cocina, es muy difícil encontrar exactamente el mismo tono, y ya sabéis lo que ocurre cuando juntamos dos colores que son casi iguales pero no: un desastre. No obstante es una buena opción para darle alegría a cocinas blancas o para combinar con colores llamativos de los armarios.

Y si no encuentras nada que te gusta

Diseño electrodomésticos - personalización

A pesar de la amplia oferta que hay ahora mismo en el mercado, uno no siempre encuentra lo que busca. En estos casos existen dos opciones bien diferentes.

La primera es salirse por la tangente e integrar (panelar) los electrodomésticos con las mismas puertas que el resto de muebles, lo que nos permite conseguir frentes de cocina más limpios y homogéneos, aunque a muchos no les convence. Además, no todos los electrodomésticos se pueden panelar.

Mi opción preferida es la de personalizar los electrodomésticos que no te gustan, dándoles tu toque personal ya sea con pintura, con vinilos, con fotos... Aquí os dejo unas cuantas ideas para decorar la nevera, aunque seguro que a los más manitas se os ocurren muchas más.

Como habréis visto, el diseño gana en los electrodomésticos, dejando atrás esos largos años en los que para comprar una nevera o una lavadora solo hacía falta mirar las medidas y las especificaciones técnicas.

Imágenes vía | Aeg, Bosch, Siemens, Smeg, Apartment Therapy En Decoesfera | Tendencias en cocinas y encimeras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos