Compartir
Publicidad

Un dormitorio en dos alturas: separar zonas y encontrar la comodidad

Un dormitorio en dos alturas: separar zonas y encontrar la comodidad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

A veces quiero hablaros de una idea de decoración pero tengo que esperar a encontrar la imagen perfecta, es lo que me ha pasado con la idea de un dormitorio en dos alturas, de la que os puedo hablar hoy gracias a esta imagen que me he encontrado en OpenDeco.

El dormitorio, como os hemos comentado otras veces, es una de esas habitaciones en las que muchas veces se confunden varias funciones, algo que propicia el hecho de que sea el rincón con mayor intimidad de nuestro hogar, y la falta de espacio.

Por ejemplo, muchos de nosotros aprovechamos un rincón de nuestro dormitorio como biblioteca, como pequeño despacho o un vestidor, en otras ocasiones ni siquiera se trata de nuestros deseos, sino que tenemos que compartir nuestra habitación con el almacenamiento de ropa de hogar porque no disponemos de otro sitio.

En este momento se hace necesario separar ambientes, para poder seguir descansando de forma cómoda, no podemos dormir igual si, mientras lo hacemos, tenemos de frente nuestra mesa de trabajo, la biblioteca o no podemos trabajar de manera adecuada si no tenemos la iluminación necesaria en nuestro dormitorio, por ejemplo.

Separar ambientes es algo habitual en salones y comedores, pero también, aunque en menos medida, y por estas razones, en los dormitorio, y una forma muy inteligente de hacerlo es hacer una doble altura.

Como veis en la imagen podemos conseguirla de forma fácil y sin desaprovechar ningún rincón, ya que la parte baja de nuestro altillo podemos utilizarla como almacen para la ropa de hogar.

Para hacerlo sólo necesitamos pladur y conocer las necesidades y el peso que vamos a disponer en la parte superior para poder calcular las vías. Una vez hecho, cerrar la parte inferior con paneles (como en la imagen) correderos, u otros materiales, de manera que en ese pequeño alto podamos meter por ejemplo zapatos o ropa de hogar.

Mientras, la parte superior la podemos aprovechar como ambiente secundario al de descanso: incorporando ahí el pequeño despacho o la biblioteca.

¿Por qué es conveniente que la parte inferior sea la del dormitorio? Pues porque es la parte principal, y hay que recordar que por mucho que pasemos mucho tiempo más trabajando que durmiendo... lo primordial que se hace en el dormitorio es dormir, y para lo que realmente necesitamos estar lejos de toda presión e incomodidad externa.

Imagen vía | OpenDeco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos