Compartir
Publicidad

Un dormitorio en blanco: la forma perfecta de tener un dormitorio para cada estación

Un dormitorio en blanco: la forma perfecta de tener un dormitorio para cada estación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acaba el verano y otra vez tenemos que buscar cómo darle a nuestra casa un toque diferente si queremos que ella también cambie con cada estación y que siempre resulte al día, novedosa y original.

¿El problema? Pues ningún año mejor que este para explicarlo. Intentar cambiar el dormitorio, el lugar de la casa más susceptible de cambios puesto que se trata del más personal e íntimo, puede salirnos bastante caro si lo cambiamos de arriba a abajo: que si cama nueva, que si repintar, que si cambio de muebles...

Bien, os voy a dar una idea para que vuestro dormitorio siempre sea distinto, haciendo sólo leves cambios, cambios muy económicos, que no conllevan obras ni empleados, que podéis hacer vosotros mismos y que tienen un resultado tan bueno como cualquier otro.

Se trata de utilizar nuestro dormitorio como lienzo, sobre el cual iremos añadiendo los colores que serán los que le den personalidad a cada momento, por ejemplo, utilizando colores que transmiten sensaciones (a los que el mes pasado dedicamos una serie) o los colores de cada estación, de los que siempre os hablamos puntualmente.

La idea es sencilla y muy fácil de aplicar. Sólo tenéis que utilizar un color de base, el blanco, para todo vuestro dormitorio, y después plasmar sobre él lo que necesites dependiendo de tu estado de ánimo con diferentes colores que puedes aportar mediante textiles y complementos, estos resultan muy económicos, pero también muy eficaces.

Fijaos en la imagen de arriba, es el ejemplo perfecto. En ella el blanco es la base. Los muebles son en blanco, las paredes son en blanco, la carpintería es en blanco. Es decir, todas las estructuras fijas de la habitación el armazón de esta, están en blanco, pero la habitación no resulta fría, porque en cada momento ese blanco queda vestido por diferentes colores que le aplicamos de forma puntual.

En la imagen de arriba, a pesar de que el color predominante es el blanco, se transmite alegría y vivacidad ya que han elegido para los complementos colores cálidos de la gama de los amarillos, los podéis ver desperdigados por la habitación a modo de pequeñas gotas, como los complementos que hay sobre la mesita, la lámpara o el forro de la silla (en un color más verdoso).

Si os imagináis todos estos detalles por ejemplo en rosa (intentadlo y veréis de lo que os hablo) el cuarto os transmitirá una sensación totalmente distinta, más romántica, más femenina, más dulce, y si lo hacemos en verde nos transmitirá un aire más natural, más íntimo.

Si lo hacéis así de la forma más económica podréis tener vuestro dormitorio siempre actual, busca distintos juegos de sábanas, forros para tu descalzadora, algunos complementos en diferentes colores,.... Será la mejor solución.

Imagen vía | CasaSugar En Decoesfera | Todo sobre el blanco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos