Compartir
Publicidad
Publicidad

Puertas abiertas: dormitorio infantil con zona de estudio

Puertas abiertas: dormitorio infantil con zona de estudio
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Hoy en nuestra sección de Puertas abiertas nos toca meternos en una habitación infantil que me ha llamado especialmente la atención por su zona de estudio.

Me gusta cómo han distribuido las estanterías, como han aprovechado la luz y cómo han integrado el corcho en la pared para tenerlo todo a mano. Pero vamos por partes examinando uno a uno los puntos fuertes de la habitación y las ideas que podemos coger de él.

En primer lugar los colores, que como os hemos dicho repetidas veces en decoesfera en el caso de las habitaciones infantiles deben ir encaminados a su estimulación. Elegir colores vivos, es lo mejor en estos casos, y en este nos hemos basado en el azul, una alternativa clave para el cuarto de los niños.

En segundo lugar me ha gustado la distribución que han hecho. Se trata de una habitación estrecha, pero larga que cuenta con una ventana en el lado opuesto a la puerta.

Desde un primer momento la ventana fue destinada a la zona de estudio, lo que hace que esta tenga una mejor luminosidad, de hecho la mejor para estudiar, la luz natural, aunque por otro lado tiene un punto negativo, y es que nuestros hijos pueden tener problemas de concentración al distraerse con lo que ven a través de la ventana.

La zona de descanso y la cama están distribuidas a los lados de la habitación, de manera que en el medio queda una gran zona de espacio libre para sus juegos o para recibir a sus amigos.

Como se trata de niños, no se ha dejado el suelo desnudo. Se agachan, se revuelcan, juegan,... por lo que se usó una moqueta en colores divertidos también para estimular a los más pequeños y en líneas, que amplian visualmente el espacio de la habitación.

La estructura de la cama es especialmente atractiva ya que puede usarse también como sofá en caso de visitas, y el sofá también si algún amigo quiere quedarse en casa una noche.

Ahora vamos con una zona de estudio, el escritorio está colocado justamente en frente de la ventana, de manera que aprovecha al máximo la luz natural.

A mano se han colocado las estanterías y el corcho, facilitando así la ergonomía de nuestro hijo en el momento de estudio. El corcho se ha integrado en el lateral de la ventana, pintando los bordes del mismo color de la habitación.

Estanterías tenemos dos, una suspendida, tras el corcho, más lejana para las cosas que no necesite tan habitualmente y otra al lado izquierdo, más cercana para los libros de uso habitual.

Imagen vía | House of turquoise En Decoesfera | Puertas abiertas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos