Compartir
Publicidad

Ikea Hacks: tunea la cama Kura de tu peque y deja que alucine

Ikea Hacks: tunea la cama Kura de tu peque y deja que alucine
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sin duda, una de las cosas que más les puede gustar a los peques, es hacer manualidades con los mayores. A veces es demasiado complicado el proyecto que tenemos entre manos, sin embargo, en otras ocasiones, podemos involucrarlos totalmente en lo que estemos haciendo. Así que si estáis pensando renovar la habitación de vuestros niños, una cama Kura puede dar mucho juego.

Tanto a ellos, como a nosotros, porque es un mueble tan versátil, que hasta podemos darle la vuelta. Es decir, cama arriba, o cama abajo, y eso ya os podéis imaginar que les encanta. La renovación en la decoración de su cuarto, puede ser una actividad muy divertida, a la vez que instructiva, para nuestros niños. Sin duda, disfrutarán con estos 7 Ikea hacks, aptos para los más peques de la cama más divertida de Ikea.

En gris y blanco

Ikea Diy 1

Vamos a pintar nuestra cama Kura para poder integrarla con el resto de la decoración de la habitación de los peques. Este DIY es bien sencillo, y con un poco de paciencia, ellos también pueden ayudarnos en el proceso. Si no es a pintar, sin duda que a colocar y ordenar el cuarto. Además, si optamos por alguna manualidad, lámina o dibujo que ellos puedan crear, el ambiente final les encantará y será muy suyo.

La cabaña

Ikea Diy 2

El bajo precio de la cama Kura, nos permite darle vueltas al proyecto e incorporar elementos para que el resultado sea redondo. ¿Quién no ha soñado con dormir de pequeño en una casita de árbol? Dejando la madera al natural y creando la ilusión de tejado y paredes, conseguiremos una perfecta casa para nuestros niños. Si añadimos algún detalle especial, como guirnaldas, seguro que les gustará todavía más.

Con cajones

Ikea Diy 3

Si lo que buscamos es una idea que nos permita aprovechar el espacio, sin duda, utilizar el espacio bajo la cama para colocar una columna de cajones, nos vendrá de maravilla. Quizá a nuestro peque no sea la idea que más le emocione, pero si le dejamos los dos inferiores para que guarde sus juguetes, quizá consigamos sacarle una sonrisa.

Dándole vida con color

Ikea Diy 4

Integrar la cama en la decoración del cuarto puede ser una manera de personalizarla sin hacer un gran trabajo de bricolaje. Si queremos que nos quede fenomenal, pero no queremos invertir mucho tiempo, lo mejor es optar por empapelar la pared donde esté la cama con un papel realmente llamativo, y darle un toque de color en la gama elegida, a la cama Kura.

Aire discreto

Ikea Diy 5

Si optamos por la cama Kura por un tema de precio, pero aún así no queremos renunciar a que nuestro niño tenga una habitación increíble, además del papel pintado, podemos panelar alguna pared con madera. Aquí la idea es que la cama contraste sobre el fondo, y para ello, nada como pintarla en un tono claro. Así, damos importancia al diseño del mueble, pero no a su color. El conjunto queda realmente fenomenal.

Espacio inferior de juego

Ikea Diy 6

La idea es crear un ambiente mágico en la zona superior, donde están los colchones, y dejar libre la parte inferior de la cama Kura, para que nuestros niños tengan más sitio donde jugar. Esta idea es perfecta para habitaciones de pocos metros. Mientras son pequeños, la idea de pasear y jugar debajo de la cama les encantará. Son unos castillos perfectos.

Para los mayorcitos

Ikea Diy 7

Esta cama tiene muchas posibilidades para los peques más peques, pero para los mayores, también encontramos "tuneos" interesantes. Con un aire más juvenil, y para niños que ya han dejado de jugar, podemos optar por almacenaje en la parte inferior y colores más sobrios para la DECO, como puede ser el blanco y el marino. La combinación es perfecta y ellos estarán encantados con su habitación de chico.

Vía | Apartment Theraphy
En Decoesfera | Ikea Trones, soluciones para pequeños espacios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio