Compartir
Publicidad

Dormitorios en varias zonas: Un dormitorio con zona de descanso (I)

Dormitorios en varias zonas: Un dormitorio con zona de descanso (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En nuestro especial Dormitorios en varias zonas ya os hemos hablado de las posibilidades, de las formas de separación y de cómo elegir la zona adicional que queremos instalar en nuestro dormitorio (podéis verlos todos en este link), ahora vamos a ir desglosando y dándoles ejemplos y posibilidades para cada una de estas, algo más práctico y mucho menos aburrido, probablemente os gustará más.

Empecemos con una de las formas más habituales para ir siguiendo un orden: un dormitorio con zona de descanso, que como podéis ver en las imágenes del post (debajo y al principio) tiene gran cantidad de variaciones.

Descripción:

Un dormitorio en dos zonas con zona de descanso adicional o de relax es aquel en el que además de la cama, destinada al descanso largo, se crea una pequeña zona destinada a la relajación y al “descanso corto” por llamarlo de alguna manera, es decir, un lugar donde podernos sentar a mirar por la ventana, respirar hondo en la intimidad, ajenos al ruido del resto de nuestra casa y del exterior, en periodos cortos de tiempo.

Por ejemplo el lugar donde echar la siesta, sentarnos a relajarnos antes de las comidas, tomar un té mientras oímos algo de música tranquila, etc. (sí, sé que para esto a la mayoría de nosotros no falta tiempo, pero si no es tu caso este es tu dormitorio).

En definitiva, un pequeño rincón adicional en nuestro dormitorio en el que relajarnos, ya sea echándonos una siesta o tumbándonos a hacer yoga, depende de las necesidades de cada uno de nosotros.

Indicaciones:

¿Cuándo optaremos por un dormitorio de este estilo? Pues seguramente los que necesitéis este tipo de rincones lo sabréis y no necesitaréis que yo os lo diga.

Es lo mejor para aquellos que no disponen durante el día de mucho tiempo libre, que no duermen bien y que disfrutan y necesitan a lo largo del día, de pequeños momentos de descanso para recargar energía.

Claro que, son personas que también pasan mucho tiempo en casa, porque si no con la cama sería suficiente para el horario nocturno, en definitiva, personas que necesitan pequeños descansos continuos y que pueden tenerlos en el interior de su casa, lo que lo limita a amas de casa, que bien se merecen y necesitan esos pequeños respiros de 20 minutos y trabajadores que pueden hacer las comidas en su propia casa.

También viene bien para personas con algún problema médico o de movilidad, por ejemplo personas mayores que necesitan mucho reposo pero que no quieren estar constantemente en la cama, un lugar dentro de su propio cuarto donde descansar sin echarse y donde variar de posición es perfecto.

Otro ejemplo de indicación es el caso de los jóvenes que están en épocas de estudio y tienen que pasarse horas en sus escritorios, un lugar donde poder relajarse y cambiar de postura sin tener que tumbarse en la cama viene muy bien en estas épocas de esfuerzo.

Muy bien, en principio ya hemos dado un primer paso para hablar del primer (valga la redundancia) tipo de dormitorios en dos zonas, el dormitorio con zona de descanso.

Os hemos descrito en qué consiste este tipo de dormitorio y os hemos hablado del tipo de gente para la que está indicada, y por hoy, lo vamos a dejar aquí. En el siguiente post tocaremos el tema de las necesidades de espacio y la separación del resto del dormitorio en estos casos.

En Decoesfera | Especial Dormitorios con varias zonas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos