Compartir
Publicidad

Tu ipod también quiere ser retro

Tu ipod también quiere ser retro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer mirábamos hacia delante porque queríamos saber como sería el mundo hoy. Ahora, en cambio, miramos con nostalgia al ayer, porque su visión de lo que nos deparaba el futuro nos gusta mucho más. Quizás por eso triunfe tanto lo retro, por eso, o porque, ahora que tenemos dinero, queremos comprarnos lo que nunca pudimos tener de niños.

Por tanto, cualquier diseñador que se precie debe rebuscar en el desván de sus padres o en el baúl de los recuerdos en busca de inspiración. Como resultado, pocas cosas quedan de las que no haya una versión con aires vintage. Y como estaciones de sonido para el Ipod hay para parar un tren, pues no iban a ser menos. Hay para todos los gustos, así que he hecho una pequeña selección con lo mejor de los 60, los 70 y los 80.

Tres, dos, uno... ¡flashback!

Base-ipod-lego-caja

Para empezar, la que debería hacerme tilín por mi edad. Una base para el reproductor de Apple hecha de Lego, con sus altavoces integrados, su control de volumen y todo lo necesario para disfrutar de la música.

Un diseño compacto con un acabado muy logrado, hasta la caja se parece. Además tiente un precio bastante asequible, unos 50 euros al cambio. Lástima que yo fuera más de Tente y que es probable que el tamaño de esos altavoces no de para mucho.

base-ipod-70

Supongo que no hace falta que os diga que este es el modelo de los 70; acero, madera, formas geométricas redondeadas. Un diseño precioso acompañado de un equipo de sonido de alta fidelidad, para aquellos que no sólo exigen un aspecto impecable, sino un sonido redondo.

Claro que tanta propiedad junta no iba a salir barata. Si quieres tener esta preciosidad en el salón, prepárate para rascarte el bolsillo; su precio ronda los mil euros.

base-ipod-60

Para terminar, mi preferido, una pequeña radio de las de toda la vida adaptada a los nuevos tiempos. No está a la altura de la diseñada por Dieter Rams, pero incorpora todo tipo de avances. Hasta incluye un sintonizador de radio digital y wifi, para que tengas a tu alcance todo lo que te apetezca escuchar.

Su precio, dadas sus virtudes, es bastante correcto, unos 250 euros.

Si os ha gustado alguno de los tres diseños, podéis adquirirlos a través de John Lewis, Geneva Lab y Revo, respectivamente.

Vía | Retro to go En Decoesfera | IFA 2009: Retro & Bosch

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio