Compartir
Publicidad
Publicidad

Altavoces retro para el iPod

Altavoces retro para el iPod
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de que muchos de nosotros somos devoradores de tecnología, hambrientos de novedades, capaces de cambiar de televisión solo porque la nueva tiene conexión a internet o alguna que otra pijada menos relevante aún, en el fondo de nuestros corazones somos unos auténticos nostálgicos que añoramos nuestros radio cassettes enormes con los que escuchábamos música en las también añoradas cintas.

Hoy os traigo dos altavoces retro para el iPod (también valen para el iPhone y para cualquier dispositivo con salida jack de auriculares) inspirados en ese armatostes que llevábamos cargados al hombro mientras contaminábamos acústicamente nuestro vecindario con el último hit musical del momento.

Altavoces retro iPod - radiocassette

Uno de ellos es directamente una réplica de esos radio cassettes, al que le han sustituido las pletinas por un dock para el iPod, y así poder complacer tu nostalgia a la par que llevas lo último en tecnología.

Además de poder conectar el iPod, también tiene una ranura usb y compatibilidad con tarjetas SD y MMC, para que puedas escuchar tu música como mejor te convenga a través de los 12W de sus altavoces. Un mando a distancia y la posibilidad de alimentarlo con pilas (de las grandes, supongo) completan las especificaciones de este aparato que cuesta casi 300 euros, mucho para un capricho.

Altavoces retro iPod - maletas

Los otros, en cambio, son altavoces puros y duros, solo que montados en maletas antiguas junto con un amplificador y una batería que dura hasta ocho horas. Cada uno está fabricado a partir de una maleta diferente y con opciones diferentes, pero todos cuentan con una entrada de linea para hacerlos sonar y la mayoría ofrece la posibilidad de añadir una base para el iPad o un puerto usb.

Aunque los dos me tientan, me quedaría con los altavoces en la maleta, son muy auténticos y la idea, cosa de Mr.Simo, es realmente original, amén de la exclusividad que supone que no haya dos iguales. Además su precio, aunque varía un poco en función del modelo, también ronda los 300 euros más gastos de envío, lo cual no es demasiado teniendo en cuenta la calidad del producto y el hecho de que está montado a mano.

Por cierto, estos altavoces son otro buen ejemplo para ver la diferencia entre retro y vintage.

Vía | Like Cool y Retro to Go Más información | The boom case En Decoesfera | Tu iPod también quiere ser retro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos