Compartir
Publicidad

Una buena idea: un tablón de notas sin fondo

Una buena idea: un tablón de notas sin fondo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los tablones de notas han dejado de ser meramente prácticos para tomar una buena posición en los hogares, saliendo de las zonas de trabajo para colonizar cocinas, recibidores, habitaciones e incluso salones. Para ello han ido sufriendo, más bien disfrutando, una transformación que los ha convertido en objetos decorativos. Los primeros y tímidos pasos consistieron en pintar los típicos paneles de corcho enmarcados, y más tarde los entelamos y llenamos de cintas que sujetaban nuestras notas, fotografías o recuerdos.

En esta nueva versión, ni siquiera hace falta un fondo para poder disponer de un bonito panel, tan solo necesitamos un marco y unas cintas que se tensen a capricho como en un bastidor, cruzándose unas con otras. El aspecto depende ya de los colores, materiales y acabados de las cintas y de la pintura que se aplique al marco. Este puede ser nuevo, encargado expresamente para la ocasión, o también podemos aprovechar un viejo marco que se haya quedado triste y obsoleto sin función alguna.

Una de las cosas que más me gusta de esta idea, es que al no tener un fondo, resulta muy ligero visualmente, dando continuidad a la pared, que se deja ver tras las notas; estas se pueden sujetar entre las cintas bien tensadas o con pequeñas pinzas o ganchos.

Imagen vía | Evelynishere en Flickr En Decoesfera | Un tablero de corcho muy especial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos