Compartir
Publicidad
Publicidad

Antes y después: la maleta que se cansó de viajar

Antes y después: la maleta que se cansó de viajar
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El "antes y después" que os traigo hoy me produce sentimientos encontrados. Por un lado, me vuelve loca esta maleta roja vintage y por otro lado, me entusiasma el resultado final. Lo que hizo el diseñador Daniel Genser fue una vuelta de tuerca para personalizar su espacio de trabajo y se le encendió una bombilla al ver su antigua maleta de viaje.

En primer lugar, clavó la maleta a la pared con clavos aunque supongo que tendría el mismo resultado si la apoyáis sobre una estantería en la que quepa bien con cuidado de que no se os caiga en la cabeza cada vez que pincháis algo en ella. A continuación, introdujo dentro separadores para poder guardar distintos tipos de documentos. Esto lo podéis hacer con cartulina de toda la vida de la que venden en las papelerías. Eso sí, pedid que tenga cierto gramaje para que no se os doble. Como veis bajo estas líneas, el resultado es muy curioso y original.

La maleta después de maqueada.

Si no os interesa guardar cosas en su interior, os recomiendo que cerréis bien las dos partes para que no se os introduzca polvo (y para que, una vez más, no se os caiga en la cabeza). Para pegar folios en ella os valen chinchetas pero también cinta adhesiva, blue tac...

Vía | Design*Sponge Más información | Polaricecap En Decoesfera | Maleta vieja, cama nueva... para tu gato

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos