Compartir
Publicidad

Novedades en materiales compactos sintéticos para la cocina

Novedades en materiales compactos sintéticos para la cocina
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años han aparecido un sinfín de novedades en materiales compactos sintéticos para la cocina. Dónde antes las opciones se reducían a escoger el tipo de piedra natural que queríamos (principalmente mármol o granito), hoy en día se abre ante nosotros un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir el material no sólo para la encimera, sino también para el suelo, las paredes e incluso el fregadero.

Como parte del Especial Tendencias en Cocinas y encimeras, mi intención es echar un vistazo a los nuevos materiales sintéticos (que no sean piedra natural, se entiende) que inundan el mercado, para ver qué nos ofrece cada uno y qué uso le podemos dar en la decoración de la cocina teniendo en cuenta su precio y sus características.

Es posible que me deje alguno en el tintero, así que si conocéis más compactos sintéticos me encantaría que los compartierais en los comentarios.

Cuarzo compacto

Encimeras de cuarzo compacto

Si la memoria no me falla, el cuarzo compacto fue el primer sintético en llegar a nuestras cocinas. Fabricado a partir de cristales de cuarzo, su alta resistencia y su gran homogeneidad de color, así como la variedad de estos, lo convirtió en una magnífica opción para aquellos que echaban en falta colores planos (sin textura) para sus diseños.

Además, su precio no es muy superior al del granito natural, al que parece haber relegado al ostracismo, y más económico que el mármol, que aunque éste sigue siendo un material noble como pocos, es un más delicado en la encimera, amén de que resulta mucho más complicado y caro encontrar variedades con poco dibujo que se adapten a las cocinas modernas.

Son muchas las marcas que comercializan el cuarzo compacto bajo diferentes nombres, con ligeras diferencias entre unos y otros que no voy a entrar a valorar, pero todas son una muy buena opción si lo que quieres es una encimera continua con un tono homogéneo y en la que se noten muy poco las juntas.

Dada su resistencia, también se puede emplear en suelos y recubrimientos de paredes. Con su junta mínima podremos conseguir planos infinitos en los que apenas se aprecien las piezas, aunque esta opción solo es apta para los bolsillos más profundos. Hay quien afirma que expuestos a excesiva luz solar (en exteriores), pueden amarillear las resinas que mantienen unidos los cristales.

Entre los inconvenientes cabe destacar que, al estar hecho principalmente de cuarzo, su superficie es gélida como la del granito, por lo que es bastante frío en invierno (y muy fresco en verano, todo sea dicho), así que no es recomendable como suelo para según qué climas.

El Corian

Encimera Corian

Aunque su irrupción en el mundo de la decoración es más reciente (aunque existe desde hace más de 15 años), el Corian ha entrado con mucha fuerza tanto en las cocinas como en el resto del hogar. Pero ¿Qué es exactamente el Corian? De forma muy simplista podemos decir que se trata de un material sintético moldeable fruto de la mezcla de minerales y polímeros acrílicos, cuyas propiedades son una mezcla de las de la piedra y las resinas.

Su mayor ventaja es que gracias a su moldeabilidad, ofrece la posibilidad de crear formas que con la piedra natural o el cuarzo compacto son inimaginables, lo cual resulta muy interesante para aquellos diseñadores amantes de las curvas y los bordes redondeados y también para diseñar fregaderos que se integren con la encimera, pues las juntas literalmente desaparecen. Mucha gente también destaca el hecho de que, al ser un material resinoso, no es frío, sino cálido como los plásticos.

En el lado negativo, además de el precio, está la durabilidad, ya que aunque se afirma que es resistente a la abrasión, se puede rayar con facilidad, tampoco soporta muy bien las manchas de grasa y, sobre todo, sufre mucho con el calor, con el que se deforma.

Actualmente el único fabricante oficial es Du Pont, que tiene la patente, aunque como ocurre a menudo, ya le han salido imitadores que tratan de competir ofreciendo precios más económicos, aún así muy por encima de otras opciones.

Mármol compacto

Encimera de mármol compacto

Se trata de una opción muy similar al cuarzo compacto, fabricada con una mezcla de mármol y resinas, enfocada a aquellos que prefieren el aspecto y sensaciones que transmite el mármol, sin el sobrecoste que supone encontrar piezas con las texturas y el color adecuados para el diseño.

Comparte casi todas las ventajas con el cuarzo, así como sus inconvenientes. Probablemente sea más susceptible de verse afectado por los ácidos (del limón, por ejemplo) al igual que ocurre con el mármol natural, pero se puede usar igualmente en encimeras, suelos y paredes.

Sólo he encontrado una casa que la distribuya, en este caso COMPAC, que ofrece un amplio surtido de colores y texturas. No he tenido la oportunidad de conocer su precio, aunque imagino que será superior al de la versión hecha con cristales de cuarzo, pero confío que inferior a la del mármol natural.

Encimeras porcelánicas

Encimera porcelánica

La más reciente de las incorporaciones al mercado de las encimeras y la decoración de cocinas es el porcelánico. A diferencia de la cerámica, el porcelánico es una superficie extremadamente resistente a la abrasión y al calor, por lo tanto muy difícil de rayar en un descuido o de quemar con una olla muy caliente.

Además de esas dos claras ventajas funcionales, también conviene destacar que ofrece colores extremadamente homogéneos y planos, algo que el cuarzo compacto no consigue lograr. También es muy resistente a las manchas dado su muy bajo coeficiente de absorción.

Por contra, es un material frágil (ya se sabe, dureza y fragilidad son antónimos), que se puede romper con facilidad si no se utiliza el espesor adecuado, por lo que resulta bastante caro. Además, por lo que he podido leer en mis pesquisas, no es nada fácil de instalar y las juntas entre piezas son más visibles que en otros materiales.

Sin embargo, el porcelánico es una muy buena opción como revestimiento de suelos y paredes (lo tengo en las paredes de la cocina), ya que ofrece una resistencia excepcional y se limpia con mucha facilidad, claro que a la hora de colgar algo de la pared es un suplicio ya que hace falta brocas especiales para perforarlo y aún así cuesta lo suyo.

El que he encontrado con diseños específicos para la cocina se hace llamar Techlam y es de la marca Levantina, que ofrece muchos y variados colores para la encimera, aunque también hay otra empresa, TPB, que fabrica encimeras de diversos materiales aplicando el revestimiento porcelánico sólo a la última capa.

Conclusiones

Nuevos materiales compactos sintéticos - conclusión

Elegir los materiales para la cocina es una decisión casi tan delicada como pensar la distribución, pues es algo muy costoso de cambiar una vez colocado, así que conviene meditarlo bien, yendo a muchas casas a tocar los materiales y verlos in situ, hasta tener bien claro sobre lo que quieres cocinar durante mucho tiempo.

En mi casa tengo una gran encimera de cuarzo compacto y estoy encantado. Es cierto que al ser de color oscuro y homogéneo enseguida se ven todas las manchitas y trazas de grasa, pero se limpia muy bien y hasta ahora no he tenido ningún problema con una olla caliente ni nada, y eso que no soy demasiado cuidadoso.

Con esto no quiero decir que sea la mejor opción, ni siquiera que prefiera los nuevos materiales compactos sintéticos para la cocina frente a la piedra natural como el mármol y el granito. Lo mejor es que cada uno compare para la decisión que mejor se ajuste a sus necesidades y deseos.

Imágenes vía | Silestone, Corian, Compac y Levantina
En Decoesfera | Tendencias en cocinas y encimeras. Nuevo especial en Decoesfera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos