Compartir
Publicidad

Un apartamento escocés con toques escandinavos

Un apartamento escocés con toques escandinavos
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi todo lo que tiene que ver con la decoración de estilo nórdico nos encanta, y con este apartamento escocés con toques escandinavos queda demostrado que es un tipo de decoración muy sencilla de llevar a cabo, y al alcance de cualquiera. Siempre que te guste, claro.

Siempre nos gusta fijarnos en los elementos clave que hacen que un apartamento nos entre tanto por los ojos, y creemos que en este caso ha sido gracias, sobretodo, al suelo blanco de madera y los clásicos del diseño que pueblan toda la vivienda.

Entrada apartamento nórdico

Ya en la entrada nos da la bienvenida un bonito cuadro tipográfico en blanco y negro, que refleja a la perfección el estilo que nos encontraremos a lo largo de esta vivienda escocesa. Justo debajo un pequeño perchero, perfecto para colgar llaves y bolsos, aunque poco práctico para chaquetas.

Salón de estilo nórdico

El salón es, a nuestro entender, la estancia en la que más esmero se ha puesto a la hora de decorar y colocar elementos. El protagonista absoluto es el precioso sofá de tela gris, que contrasta a la perfección con la pared y el suelo, ambos en blanco.

De entre todos los elementos decorativos que podemos observar, sin duda nos quedamos con la pequeña estantería String que podemos ver en la pared. Un sistema de estanterías diseñado nada menos que en el año 1949, pero que ahora está más de moda que nunca, y no nos extraña, la verdad.

Zona de lectura en blanco y negro

En el lado opuesto al sofá nos encontramos una agradable zona de lectura, acompañada por un gran aparador blanco, sobre el que descansan una buena cantidad de elementos relacionados con el diseño, como el reloj de pared o el cuadro con una de las famosas frases de Andy Warhol.

Dormitorio con pared de puntos negros

En el dormitorio continua el estilo sencillo y elegante en blanco y negro, pero lo que más nos ha llamado la atención ha sido la decoración de la pared del cabecero con puntos negros pintados --polka dots lo llaman los angloparlantes--. Nos ha parecido una idea genial y muy sencilla para decorar cualquier pared.

En definitiva, un apartamento precioso con mucha influencia nórdica, que nos ha encantado pese a no ser nosotros muy devotos de la decoración en blanco y negro. Parece que han encontrado el equilibrio perfecto a base de detalles coloridos para no obtener un resultado demasiado monótono.

Vía | Emmas Designblogg En Decoesfera | Historia del diseño nórdico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio