Publicidad

Puertas abiertas: un pequeño apartamento sueco al que no le falta un detalle

Puertas abiertas: un pequeño apartamento sueco al que no le falta un detalle
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Nos gusta verle siempre la parte positiva a las cosas, y en el mundo de la decoración y el interiorismo no podía ser diferente. Es por eso que ante la escasez de metros de una vivienda nosotros vemos una oportunidad genial para poner en marcha la imaginación y comenzar a pensar ideas que permitan habitar esos pocos metros con la mayor comodidad, pero sin prescindir de detalles decorativos.

Seguramente ha sido por eso por lo que este pequeño apartamento sueco al que no le falta un detalle nos ha enamorado al primer vistazo. No sabríamos deciros exactamente de cuantos metros dispone, pero no cabe duda de que sobrado no está, y aún así se ha sabido hacer una correcta distribución de los elementos y acompañarlo de una preciosa decoración de estilo nórdico.

Salón comedor de estilo nórdico

Comenzamos nuestra visita a este pequeño apartamento sueco por la que es la estancia principal y más grande, el salón-comedor-cocina. Efectivamente, tal y como habéis leído, en esta estancia están unidos el salón, el comedor y la cocina.

A primera vista habréis visto un precioso suelo de madera, pero si os fijáis con más detenimiento veréis que existe una unión de diferentes suelos bajo la mesa de comedor. Esto sin duda nos indica que antiguamente la cocina estaba separada por una pared, pero se decidió unificar todo para poder disponer de comedor.

Quizás nosotros hubiéramos optado por dejar esa pared para aislar la cocina y haber dispuesto una mesa elevable en el sofá, para que hiciera las veces de mesa para comer. En este caso han decidido prescindir de la comodidad de tener una cocina aparte en pos de disponer de una hermosa mesa de comedor --y unas preciosas sillas Eames, todo hay que decirlo--, que es también una muy buena idea.

Salón de estilo nórdico

Aparte de ese pequeño detalle, y centrándonos en la decoración, podemos ver que, como suele ocurrir en la mayoría de viviendas de estilo nórdico, lo que prima es la sencillez y limpieza del blanco, salpicado de algunos detalles decorativos, como plantas o cuadros.

Respecto a la cocina, cuya fotografía encabeza este artículo, se trata tan solo de una línea de módulos, pero aún así está bastante bien resuelta para poder disponer de todas las comodidades. Nos ha parecido tremendamente acertado que se haya elegido el blanco para los muebles, pues así pasan muy desapercibidos, algo importante al estar tan a la vista en el salón-comedor.

Dormitorio

Nuestra siguiente parada en esta visita es el dormitorio, la estancia peor resuelta de este pequeño apartamento. Y es que, como podéis comprobar, la cama está prácticamente "encajada" en la habitación. Lo cierto es que visualmente, junto con la estantería y la entrada de luz, es interesante, pero no nos parece la solución más acertada, no sabemos a vosotros qué os parecerá.

Vestidor de estilo nórdico

Al menos parece que si que había espacio para un pequeño vestidor --menos mal--, y unas pequeñas baldas de Ikea con cajón, sobre las que además se ha dispuesto un espejo en formato horizontal con un bonito marco de estilo clásico. Éste es el detalle que más nos ha gustado del dormitorio, sin duda.

Vía | One Happy Mess En Decoesfera | Precioso apartamento en Estocolmo con un toque industrial

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir