Compartir
Publicidad

La luz, la madera y el color blanco, señas de identidad de la reforma de esta casa junto al mar

La luz, la madera y el color blanco, señas de identidad de la reforma de esta casa junto al mar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca el verano, y con él, el tiempo libre para disfrutar de la casa en la playa. Si estás pensando en hacer una pequeña reforma para adaptarla a tus necesidades, hoy te traemos una casa junto al mar que ha sido reformada por el estudio Coblonal.

En origen, esta vivienda tenía una distribución de las zonas comunes que dificultaba la vida en común, la sensación de amplitud y la continuidad visual. Para cambiar su estructura, desde el estudio Coblonal, artífices de la reforma, apostaron por tirar tabiques para ampliar el espacio e incluso desplazar la escalera de acceso a las plantas superiores.

Casa

De esta manera, desde la puerta de acceso se dispone de una visión global del espacio, así como del contacto entre quien le apasiona la cocina y quien prefiere leer o ver una película desde el salón.

Casa en la playa

Siguiendo esta misma filosofía, se integró durante la reforma la zona del lavadero preexistente en continuidad con la cocina manteniendo la posibilidad de aislarla del conjunto mediante una puerta corredera de diseño propio en hierro y cristal que sirve también como vitrina para la cristalería.

Reforma casa en la playa

En esta zona abierta que articula la vida de la casa se habilitó el comedor en una isla central elevada, que sirve también de elemento distribuidor comunicándolo con la cocina, la zona de escalera, y con el salón, situado en plena continuidad visual aunque a una altura inferior.

C5

La escalera es una de las grandes protagonistas de la vivienda gracias a la estantería vertical que recorre la pared y que sigue el recorrido de la escalera hasta la planta superior. Además, la escalera es iluminada de forma cenital por una claraboya que da luz tanto a la propia escalera como a la planta baja.

C8

La escalera en hierro lacado, madera y chapa de hierro doblada con una baranda en cristal transparente queda iluminada cenitalmente por una claraboya superior que dota de luz natural al acceso a las habitaciones así como a la planta baja. Una pieza de Bruno Ollé en lo alto del primer tramo de la escalera imprime frescor y refuerza la luminosidad de la claraboya.

C7

Desde la escalera se accede a la zona de habitaciones. Allí, de las tres habitaciones preexistentes se ha pasado a dos amplias habitaciones con baño suite con una estética orgánica y delicada, predominando también el blanco y la madera en su diseño.

Más información | Coblonal

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio