Publicidad

Casas que inspiran: aprovechar el espacio y la luz

Casas que inspiran: aprovechar el espacio y la luz
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Me encantan las casas con ventanales, no me puedo resistir, todo el mundo tiene algo en la arquitectura de una casa que le gusta y lo mío son los ventanales. Me encantan las casas con mucha luz, que la aprovechan bien y para ello son todo un ejemplo los nórdicos.

No hay que ir más allá de esta casa que os traigo hoy, de 73 metros cuadrados pero con la gran ventaja de disponer de un techo muy alto, un amplio ventanal que ocupa toda la pared frontal de la casa y una buena distribución que hacen que tanto la luz como el espacio estén muy bien aprovechados.

Empecemos por los colores, donde como siempre abundan los claros que potencian la luz y que además la dejan viajar al reflejarla, eso sí en este caso el suelo es en madera, pero con cierto brillo que también hace que la luz viaje.

También para ampliar el espacio han escogido pocos muebles, los justos y necesarios para hacer de la casa un lugar cómodo, versátiles y prácticos a la vez que cómodos. Eso sí, intercalando varios estilos creando una sensación de ruido, que en este caso curiosamente (aunque reconozco que no me gustan las mezclas) me encanta como ha quedado.

Hablando de la decoración vamos a empezar desde el ventanal hacia dentro, ya que éste supone la parte externa de la casa, dedicada al salón comedor y la parte interior está en el lado contrario, dedicada a la cocina y con una ventana hacia el patio interior del edificio.

El salón está distribuido en perpendicular a la luz, limitando cualquier cosa que pueda entorpecer su paso por el resto de la casa, sin embargo el comedor, a zona que se encuentra justo en frente del ventanal ocupa todo el largo de la habitación, como si quisieran aprovechar la luz en las horas de la comida.

Aquí lo que os decía, un sillón para el salón de corte contemporáneo, una mesa para el comedor de aire campestre y un aparador demasiado lúgubre para mi gusto forman una combinación en una sola habitación que curiosamente queda bastante bien.

Un detalle que me ha gustado, también relacionado con la luz es el pequeño banco que han montado en el marco del ventanal, con un gran cojín y sobre el radiador, con una pequeña lámpara de lectura, un rincón ideal para relajarse mirando hacia la calle o leyendo un libro.

Después llega la puerta, con dos accesos: al baño y a la cocina (con un pequeño comedor para dos), todo ello en habitaciones independientes y con ventanas hacia el interior del edificio.

La cocina es amplia, distribuida en línea, en colores caros que potencian la luz y con una pequeña mesa para dos en la ventana interior, perfecta para las comidas de pareja, sin invitados, en esos días que no tenemos ganas de ir hasta el comedor para comer y que lo único que tenemos es prisa por acostarnos en la cama.

La cocina se abre mediante una puerta doble al dormitorio, sencillo y estrecho, con sólo una cama de matrimonio y dos mesas, de noche, eso sí, con otro ventanal esta vez interior.

Por otro lado el baño, amplio y en el que utilizan el negro como contraste al resto de la casa.

Imágenes vía | Delikatissen En Decoesfera | Casas que inspiran

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir