Compartir
Publicidad
Publicidad

Casas de famosos: Marc Gené

Casas de famosos: Marc Gené
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en nuestras casas de famosos nos toca volver a hablar de otro gran deportista español, en este caso el piloto de Fórmula 1 Marc Gené (sí, hay vida en la F1 española más allá de Fernando Alonso).

Empecemos por hablaros del entorno de la casa porque en este caso es muy importante. Marc Gené ha sabido compatibilizar sus gustos con los de su compañera. Ella prefería la ciudad, él, el campo, así que desde el principio optaron por los puntos medios, y se fueron a vivir a un valle cercano a Barcelona. En pocos minutos están en una de las ciudades más grandes de España, y mientras están en casa están lejos del ruido.

A lo largo de su casa esta toma de decisiones a medias se nota mucho. La decoración es cuestión de ambos, no hay personalidad dominante en la decoración, nadie diría que se trata de la casa de un piloto o de la de un mujer amante de la ciudad, es una casa ambigua, familiar.

Además en ella no podemos ver grandes trofeos ni imágenes de sus hazañas en el deporte, algo diferente a todo lo que hemos visto en las casas de famosos, al parecer, según comenta a la revista Nuevo Estilo, de donde hemos sacado las imágenes, no le gustan las florituras, ni lo sobrecargado, por ello sólo deja a la vista lo más importante y el resto está en lugares más íntimos, lejos de las miradas de los demás.

La casa es obra de los arquitectos Robin Perna, Pablo Beltrán y Alfonso Fernández, mide 600 metros cuadrados y mucha luz natural. Distribuida según la función, las estancias comunes miran al sur, al paisaje, mientras que zonas de paso y áreas de servicio dan al sur, al jardín, eso sí, todas tienen vistas exteriores.

La distribución también tiene algo curioso, aunque no son varias plantas, está construida en desnivel, lo que hace que se formen 3 niveles, se entra por el comedor y la cocina, luego está el salón y los dormitorios, y en el último de abajo está la zona de juegos, quizás ese sea el rincón más personal, de hecho, ahí se encuentra el Scalextric de la imagen de inicio del post.

Se ve que lleva la velocidad en la sangre incluso cuando está sentado en una silla y no al volante. Curiosamente esto de tener un salón para montar una pista de Scalextric gigantesca es también el sueño de mi hermano... se ve que hay pasión por este juego.

Ahora vamos a ver las diferentes habitaciones, empezando por el salón:

Como veis es bastante amplio y muy diáfano, con grandes ventanales y puertas de cristal que nos dan vía libre al exterior y una gran luminosidad.

Esto en una de las paredes, en la paralela podemos ver una gran librería en madera de tonos claros, lo que hace que la luminosidad se multiplique, donde podemos ver libros y figuras decorativas.

En el mismo salón podemos ver cómo las zonas se dividen en dos, por un lado estaría la zona de descanso, al fondo, con dos sofás en azul marino enfrentados, por otro, con más color, cerca de la puerta, como podemos ver en detalle en esta imagen:

una zona más cómoda, de lectura, con más color, más vivaz, más joven.

La distribución de los muebles es la que limita los ambientes, las butacas se encuentran de espaldas a los sillones, igual que los sillones se encuentran de espaldas a las butacas, además, en el medio podemos ver una especie de mesa en piedra, que ayuda a establecer esa separación.

Luego viene el comedor, que particularmente me encanta, está situado cerca de las escaleras por lo que tiene vistas a los distintos niveles, además tiene gran cantidad de luz natural que penetra tanto de los niveles inferiores como del propio nivel, y muy bien aprovechada.

Los muebles son en madera y fibras naturales, en tonos claros y azules oscuros como podemos ver a lo largo de la casa (un continuo con el salón).

Para delimitar el espacio en este caso también se ha elido la separación mediante el mobiliario, con la disposición de varios armarios también en madera.

Y por último la cocina, grande amplia y muy luminosa, distribuida en forma de L con múltiples armarios y la mesa de comedor en medio. Aún así gracias a su amplitud deja un gran espacio para el transito.

El detalle: Me encanta la silla del pequeño, que como se ve es regulable, para que se pueda ajustar a él según vaya creciendo...

Imágenes vía | Nuevo Estilo En Decoesfera | Casas de famosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos