Compartir
Publicidad
Publicidad

Casas de famosos: Jude Law

Casas de famosos: Jude Law
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No os voy a mentir, Jude Law es uno de los chicos que más tonta me deja de siempre. Sí, se está empezando a quedar calvo y sí, tiene demasiados problemas con su vida privada pero ¿qué queréis que os diga? Me vuelve loca. Por eso me ha encantado toparme con la casa de este actor, que tiene alquilada en Nueva York. Esta casa es un loft construido en el interior de una iglesia desacralizada. Tiene dos plantas, tres dormitorios y tres baños y unos acabados fabulosos, con paredes estucadas, suelos de avellano brasileño y una escalera flotante.

En la planta alta, vemos el salón diáfano que se abre a un jardín. Los sofás en color vainilla quedan perfectamente enmarcados en el suelo oscuro sobre una alfombra también de color marfil. Me gusta el contraste claro-oscuro ya que, aunque no hay mucho espacio para tantos muebles, no llega a agobiar.

El salón de Jude Law.

Una de las claves de este espacio es que ningún mueble se eleva sobre los otros, no hay separación entre la parte de despacho que tenéis a la izquierda de la imagen y el resto de la estancia. Un capítulo aparte merecerían las preciosas vigas sobre las que se colocan los focos, aunque a mí estos no me gustan mucho, al contrario que la lámpara colgante que es una preciosidad.

Otra vista de la planta.

Sobre estas líneas, tenéis otra vista de la misma planta, en la que Jude Law ha creado otro salón con muebles similares a los vistos anteriormente pero más cercanos a la cocina. Se supone que esta nueva zona de tertulia sería para charlas más íntimas, para compartir las veladas con amigos en las noches en las que él mismo cocine. De nuevo vemos cómo ha elegido muebles en tonos claros pero ahora las butacas están tapizadas en cuero.

La cocina de Jude Law.

Por último, os invito a que veáis la cocina, con una barra americana color wengué que separa la parte del comedor de la zona de trabajo. Contrasta perfectamente con los electrodomésticos y los muebles en blanco que ayudan a aligerar la estancia sin recargarla, ya que todo se integra a la perfección en un mismo tabique. Me gusta cómo entra la luz a raudales por una esquina, lo que llena de alegría este rincón. A mí no me importaría compartir este espacio con él, ¿y a vosotros?

Imágenes vía | The Real Estalker y Teadrinker En Decoesfera | Casas de famosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos