Compartir
Publicidad

Una pared hecha con floreros de Ikea

Una pared hecha con floreros de Ikea
1 Comentarios
Publicidad

La verdad es que últimamente veo muchas casas que utilizan materiales translúcidos para ganar luminosidad e integrar unos espacios en otros. Lo que no había visto era el uso de unos jarrones pintados como separadores de ambientes instalados de obra como en la imagen superior.

Los floreros, que son modelo Rektangel de Ikea, se han pintado de blanco por dentro y se han pegado con pegamento de contacto para darles consistencia. Esta estructura se ha colocado en semicírculo para no ocupar mucho espacio visual ya que la casa es un loft y querían huir de cerramientos bruscos.

Lo que no me gusta, o al menos no se ve en la imagen, es que no hay puerta en este baño por lo que la intimidad deja mucho que desear, por no hablar de los huecos. A mí este baño me convence para un hotel por ejemplo o para una casa en la que no se reciban visitas ya que es posible que los invitados se sientan incómodos en un aseo sin puerta y translúcido.

No obstante, a mí me gusta cómo queda y tal vez usaría la idea como separador de ambientes en una cocina por ejemplo. Eso sí, si vais a hacerlo en casa vais a tener que comprar muchos jarrones, aunque al menos salen por solo 4,95 euros cada uno.

Vía | Ikea Hacker Más información | Ikea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio