Compartir
Publicidad
Publicidad

Una bañera en el armario

Una bañera en el armario
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En un principio esta idea puede parecer algo incómoda y claustrofóbica, pero es probable que en muchos casos sea la única solución para poder disfrutar de un buen baño de vez en cuando o de una necesaria ducha todos los días.

En apartamentos donde el espacio escasea, resulta complicado destinar metros cuadrados para un cuarto de baño completo, pero si este se reduce a lo mínimo y se dispone en armarios alineados, el impacto sobre la superficie útil queda minimizado. Se puede diseñar un espacio determinado para instalarlo o aprovechar un hueco ya existente.

Como en este apartamento, en el que ha instalado una ducha de plástico termoformado de un solo bloque, dentro de un viejo armario recuperado. En el ropero contiguo se encuentra el lavabo.

No pensamos únicamente en pisos pequeños, también puede solucionar la tarea de añadir un baño a una habitación. Las casas de obra nueva normalmente lo incluyen en las habitaciones dobles, pero cuando compramos un piso antiguo, seguro que tendremos que hacer obras para incorporarlo.

Es entonces cuando esta bañera escondida dentro de un armario puede sacarnos de un apuro decorativo, ya que necesita muy poco espacio para su instalación. Para evitar condensaciones de humedad, el armario no tiene techo, está abierto, ya que de lo contrario, más que de una ducha estaríamos hablando de una sauna. Teniendo esta precaución y cuidando de impermeabilizar las paredes ya sea panelándolas o alicatando el contorno, podremos disfrutar de un relajante baño sin preocupaciones.

Vía | Mari Claire Maisón En Decoesfera | Una alacena con secreto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos