Publicidad

Simple y práctico

Simple y práctico
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Lavarse los dientes es una rutina diaria, necesaria y recomendable. Y hay un detalle "técnico" que parece haber solucionado el cepillo de dientes que aquí mostramos.

Cuando tenemos la boca llena de espuma, y queremos enjuagarnos, o recurrimos a un vasito ad hoc o usamos nuestra propia manito como cuenco. ¿ Pero qué pasa cuando nos llevamos el cepillo en el bolso y nos lavamos los dientes fuera de casa ?

O tenemos que llenarnos la boca de agua directamente del grifo (puajjj! ) o, nuevamente, a usar nuestra manito.

Este cepillo, está diseñado de tal forma que, una vez que terminó su misión específica, lo damos vuelta y reconduce el hilo de agua hasta formar un surtidor limpito para llenarnos la boca con garantías y sin empapar nuestras manos.

Son esas sluciones simples que nos llevan a preguntarnos: ¿ cómo es que no lo inventaron antes ?

Vía | Amron Experimental

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios