Compartir
Publicidad
Publicidad

Saca partido a tu inversión: alquila tu casa para rodajes

Saca partido a tu inversión: alquila tu casa para rodajes
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que en más de una ocasión os han llamado la atención algunas de las casas que vemos en el cine. Suelen dar la impresión de tener toda una vida dentro de ellas y son un elemento importante a la hora de contar una historia y situar a los personales.

¿Imaginaríamos otro entorno para aquellas mujeres que sucumbían a un ataque de nervios a las ordenes de Pedro Almodovar, que no fuera ese fabuloso ático madrileño? El Partarriú, una vieja casa de indiano en LLanes enmarca a la perfección la angustia de Belén Rueda en El Orfanato.

De la misma manera, el piso en el que vive José (Luís Tosar) es espejo de la frustración de este parado que se ve obligado a depender de su esposa en Los Lunes al Sol.

Se trata de casas reales, puestas a disposición de empresas especializadas en localizaciones por sus propietarios a cambio de una jugosa cantidad de dinero. Una buena manera de rentabilizar nuestras inversiones, que nos puede ayudar a adelgazar la hipoteca, disfrutar de unas vacaciones extras o redecorar la casa a cuenta del séptimo arte.

Ya se trate de un piso, loft o chalet, basta con rellenar un formulario vía internet y enviar fotografías de la propiedad. Si os animáis podéis aprovechar los trucos para conseguir buenas imágenes que nos proponía Patch hace pocos días.

Los beneficios económicos están en función de la duración del rodaje, producción y las características de la localización. Algunos rodajes son cortos, mientras que otros pueden extenderse varias semanas, engrosando la factura final. Se pueden llegar a pagar desde 1.000 hasta 4.000 euros al día dependiendo de las características de la casa y del rodaje que se lleve a cabo en ella. Los trabajos suelen empezar y terminar en el mismo día aunque los proyectos de cine necesitan periodos más largos, pudiendo dilatarse semanas o incluso meses.

El requisito fundamental es el tamaño, ya que una producción requiere albergar a unas treinta o cuarenta personas además del material técnico. En cambio las sesiones fotográficas necesitan menos espacio. Todos los estilos decorativos son bien aceptados y no se ciñen solo a viviendas, también buscan otros espacios como comercios, naves industriales, locales, garajes, restaurantes, oficinas...

Más información | Discovery 2 Más información | Channel 1 Más información | Fourooms Imágenes vía | Oeff, La vida en celuloide

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos