Compartir
Publicidad

Puesta a punto (II): Acabar con la carcoma

Puesta a punto (II): Acabar con la carcoma
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Me encantan los muebles antiguos, de hecho me encanta pasear por mercadillos y comprar esos muebles clásicos para repararlos y después regalarlos porque no me caben en casa, en fin, cada uno tiene su forma de entretenerse y a mí eso me relaja bastante.

Muchas veces estos muebles tienen carcoma me refiero a esos pequeos agujeros (como los que veis en la imagen de arriba) de muebles y vigas que son producidos por un parásito. Si tenéis muebles antiguos en casa y vivís en una zona con humedad y calor probablemente hayáis tenido un problema parecido, por ejemplo en el interior de armarios o las vigas de las puertas (este es el lugar más frecuente).

Existen multitud de tratamientos para la carcoma, el problema es que utilizarlos es más complicado de lo que parece, no simplemente hay que aplicar el tratamiento, hay que hacerlo de la manera adecuada. Me ha parecido interesante poner este post sobre cómo aplicar estos tratamientos en el Especial puesta a punto y es que la verdad, aunque tengas un mueble de un aspecto envejecido y muy deteriorado puedes conseguir un mueble totalmente nuevo con un par de horas de trabajo.

  1. Primero ve a tu tienda habitual y compra un tratamiento específico para la carcoma, y luego a tu farmacia y compra algunas jeringuillas.

  2. Introduce el tratamiento con la jeringuilla en cada uno de los huecos, sí, lo sé, hace falta mucha paciencia, pero recuerda que vale la pena.

  3. Cuando termines (importante es que no ahorres en tratamiento) envuelve el mueble en plástico, yo siempre utilizo papel plástico de cocina adherente, porque lo he encontrado más útil y me permiten forrarlo por trozos así puedo hacer un poquito hoy, un poquito mañana, pero las bolsas de basura o las bolsas de plástico también funcionan.

Envolviéndolo conseguirás que los vapores actúen de manera más eficaz, así el tratamiento será mucho más efectivo y conseguirás acabar con todos esos bichejos.

  1. Déjalo algún tiempo envuelto en ese papel de plástico hasta que haga efecto y ve a tu tienda a comprar pasta de madera

  2. Con una pequeña espátula puedes colocarla sobre cada uno de los agujeros, o aplica una gran cantidad y extiendela bien sobre toda la superficie si esta está muy deteriorada, verás que queda una superficie lisa y olvidando los pequeños huecos.

  3. Si quieres darle un aspecto totalmente distinto a tu mueble puedes pintarlo sobre la pasta de madera, barnizarlo o hacerle cualquier tipo de tratamiento, tienes un mueble nuevo y sin carcoma.

Especial | Puesta a punto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos