Compartir
Publicidad

Los quince usos de los cítricos en tu casa

Los quince usos de los cítricos en tu casa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sé que desde que leísteis los 10 usos del vodka para vuestra casa, no habéis vuelto a mirar al líquido transparente del mismo modo, así que me he lanzado con otro líquido para que le deis un nuevo uso. En este caso, os reto a usar los cítricos en la limpieza y el mantenimiento de vuestras casas. Como el más obvio para un limón o una naranja es usarlos en un frutero como ambientador, este uso me lo salto. También me salto la nota de color que pueden dar en un centro de flores, ya que lo doy por supuesto.

Hoy os propongo unos trucos que podéis realizar con zumo de limón, pero que también son posibles con zumo de otros cítricos como naranjas, pomelos, etc.

  • Limpiar el cobre frotándolo con zumo de limón impregnado en un paño y secándolo a continuación.
  • El metal y el aluminio quedarán muy brillantes si haces una pasta de zumo de limón y salsa tártara (lo prometo). También podéis intentarlo echando sal en medio limón y frotándolo con el metal. Este método también funciona con el acero.
  • Frota el limón en los grifos para eliminar la cal, o los restos de jabón. También lo puedes usar con los sanitarios de porcelana.

  • Blanquea tus prendas blancas como cortinas o sábanas mezclando limón con bicarbonato en un cubo con agua y déjalas por lo menos media hora antes de lavarlas.
  • Para activar el blanqueante del detergente, échale zumo de limón al último ciclo de la lavadora. Además elimina restos de herrumbre que hayan podido quedar en tu ropa.
  • Quita el moho de los tejidos usando una pasta de zumo de limón y sal. Frótalo donde esté la mancha y seca la tele al sol. Repite hasta que se haya ido la mancha. Funciona para manchas de óxido también.
  • En el lavavajillas sirve para que los platos queden más blancos y huelan bien.
  • Como solución limpiatodo: Mezcla zumo de limón, agua y vinagre en una botella con pulverizador (vamos, de las que venden en los "todo a cien" de toda la vida.
  • Cortando un limón por la mitad y espolvoreando bicarbonato por encima, puedes abrillantar platos y manchas difíciles.
  • Para encerar muebles, mezcla una parte de limón con dos partes de aceite de oliva.
  • Un ambientador natural muy fresco sería el que obtienes mezclando zumo de limón y agua en una botella con pulverizador.
  • Deja medio limón o media naranja en un plato unas horas, verás cómo cuando vuelvas el ambiente ha cambiado (tampoco te pases y recuerda retirarlos después de un rato no sea que se te olviden y empiecen a estroperarse después de varios días). También hervir las cáscaras de cualquiera de los dos dará un toque fresco a tu casa.
  • Limpia las ventanas y cristales frotando zumo de limón (sin disolver) y secándolo con periódicos a continuación.
  • Como ambientador en los cajones, puedes usar cáscaras secas de naranja o limón.
  • Tritura cáscaras de naranja en una taza de agua templada. Este mejunje sirve para alejar a las hormigas.
  • Vía | Re-Nest Imagen | Bodegón con manzanas y naranjas, Paul Cezanne, 1885-1890
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos