Compartir
Publicidad

Hemos visto... fachadas curiosas en Toulouse

Hemos visto... fachadas curiosas en Toulouse
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando uno sale de viaje se fija más en todos los detalles y encuentra un montón de cosas curiosas, no es que en la propia ciudad no las haya, que en todas hay, pero tal vez en lo que vemos a diario reparamos menos y nuestro cerebro presta más atención a las novedades, así aunque han sido solo unas pocas horas las que esta semana he estado en Toulouse, en sus calles he visto muchas fachadas que por diversos motivos me han sorprendido.

Por ejemplo la que he elegido cómo encabezamiento para este artículo, tal vez no veáis nada demasiado especial en ella, sin embargo si os fijáis bien veréis que lo que parecen ventanas con persianas bajas, son en realidad dibujos, no hay ventana en esos lugares, tan solo su imagen. Gilbert, nuestro guía nos explicó que el motivo es que en alguna época se recaudaban los impuestos en función del número de ventanas.

murales techo toulouse

Si en la antigüedad en Toulouse algunos utilizaban los murales para simular ventanas y aportar simetría a las fachadas sin tener que pagar más impuestos, otros los utilizaban la pintura para decorar el techo de los soportales, en este caso se trata sólo de adornar por adornar y la verdad que el resultado es muy bueno.

Cada vez me gusta más encontrar techos decorados y últimamente lo he visto en varios comercios modernos, no queda bien en espacios bajos y muy cerrados, pero si los techos son altos y hay suficiente amplitud, puede ser una idea tan buena o mejor que la de la decoración de paredes que es sin embargo mucho más habitual.

vigas madera cruz

Finalmente para mí es siempre llamativo ver edificios construidos casi de forma íntegra con arcilla, en donde yo vivo todo es piedra y más piedra, sobre todo en la parte antigua, fachadas, calles, columnas... pero por lo visto en los alrededores de Toulouse no abunda la piedra y por eso la arcilla, la cal y la madera son materiales más habituales en la construcción de los edificios del casco histórico.

En algunos se llega a pintar la arcilla de blanco, para conseguir un acabado diferente, y me ha llamado mucho la atención ver vigas de madera al descubierto, que no sé exactametne cuantos años tendrán pero muchos y a pesar de mostrar un cierto deterioro, siguen aguantando el paso de los años muy dignamente.

Un consejo, en todas las ciudades en general, y en Toulouse en particular, hay que mirar hacia arriba mientras paseamos, aunque con cuidado de no tropezar, si miramos hacia la calle todo el rato, nos perderemos cosas muy interesantes en las fachadas.

En Decoesfera | Hemos visto maceteros fabricados con bolsas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos