Compartir
Publicidad

Decorar para ser el mejor anfitrión

Decorar para ser el mejor anfitrión
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el tema de la crisis, son muchos los que han decidido por el turismo low cost y han optado directamente por irse a visitar a amigos a otras ciudades. Si tú eres el amigo que viaja, todo es sencillo: bastará con que te presentes en su casa con un buen regalo. El problema viene cuando tú mismo tienes que ser el anfitrión y tu casa ve duplicado el número de habitantes de un día para otro.

Como en Decoesfera nos encanta aconsejaros la manera de hacer vuestra casa más bonita sin perder comodidad, he aquí cinco consejos que todo buen anfitrión debería seguir para salir airoso del trance:

1. El cuarto de invitados
no es obligatorio. Vaya, esta sí que no os la esperabais. Lamento decíroslo, pero se puede vivir sin cuarto de invitados. Utilizad ese espacio para una actividad que realicéis de manera más habitual a no ser que en vuestra casa haya gente de continuo. Si sólo tenéis visita una vez al año, aprovechad esa habitación para hacer un despacho, un gimnasio o un vestidor. Recordad que los “por si acaso” ocupan mucho espacio, y a los huéspedes circunstanciales les podéis acoger en otros espacios.

2. Siempre que sea posible, comprad un sofá cama. En este caso, sí que vale la pena rascarse un poco el bolsillo y hacerse con un sofá que se transforme en cama. Si no se puede, hay puffs que se transforman en cama que también son cómodos. La última opción son los colchones hinchables, ya que por mi experiencia sólo son cómodos si encuentras el punto óptimo de inflado: ni muy llenos ni muy vacíos. Por supuesto, el hecho de tener que compartir el colchón con alguien le suma puntos de incomodidad.

3. Antes de que lleguen los invitados, buscar una zona de la que se puedan apropiar, donde puedan dejar sus pertenencias. No consiste en que tengáis un armario vacío siempre sólo para las visitas, pero buscad un lugar que sea fácil de despejar en caso de que sea necesario.

4. Avisa a las visitas si tienes algún tipo de mascota en casa por si son alérgicos. En caso de que lo sean, como no vas a poder renunciar a tu mejor amigo, lo ideal es que ventiles toda la casa un par de días antes y que pases la aspiradora exhaustivamente. Lava las fundas de los sofás y cualquier tejido que sea susceptible de coger pelos de la mascota. Intenta hacer lo más cómoda posible la estancia a tu amigo pero déjale claro si es posible que tenga un plan B en caso de que no pueda convivir con un animal.

5. Deja recogidas las zonas comunes y que el invitado se encargue de su parte de la casa. Esto significa que si duerme en el salón en el sofá cama, él tendrá que dejarlo recogido cuando salga de casa. Puede que os parezca una tontería pero en ocasiones es importante para la armonía del hogar poder sentarse en el sofá en vez de que el salón parezca un campamento base todo el tiempo que esté el invitado por casa.

Imagen vía | Foundphotoslj
En Decoesfera | Sofás cama, tres ideas, tres presupuestos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos