Publicidad

'Somos luz', arte urbano que crea comunidad, decora e inspira para el día a día

'Somos luz', arte urbano que crea comunidad, decora e inspira para el día a día
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Por muy mal que parezca que va todo con tanta crisis y tantos problemas, siempre hay alguna persona o un grupo de ellas que te sorprenden con una iniciativa llena de positividad y con muy buenos resultados. El arte urbano bien organizado puede, no solo decorar fachadas, sino también fomentar la convivencia responsable, el respeto y otros muchos valores incluso en los barrios más peligrosos, así lo ha demostrado Boa Mistura en El Chorrillo en Panamá.

Yo he estado en Panamá varias veces, porque tengo familia allí, pero nunca en El Chorrillo. Es uno de esos barrios en ruinas a los que te recomiendan que no vayas porque es muy peligroso, hay bandas, mucha violencia y muchas armas, no hay infraestructuras y ni siquiera recogida de basuras. Pero Boa Mistura invitada por la Bienal del Sur en Panamá ha conseguido sacar lo mejor de muchos de sus habitantes con ayuda del arte urbano.

somos luz boa mistura 2

Boa Mistura se estableció en el barrio durante varias semanas para hacer una obra con ayuda de los vecinos. La obra consistió en hacer una gran pintada que dice 'Somos Luz' en colores alegres tan típicos del Caribe, pero de un modo organizado teniendo así que ponerse de acuerdo los vecinos para pintar cada uno su porción y siempre desde la búsqueda de una convivencia responsable.

Busca inspirar diariamente no solo a los vecinos, sino también al resto de personas que pasen cerca del edificio y les recuerde que cada persona tiene un valor incalculable, independientemente de la realidad del lugar en el que vivan.
somos luz boa mistura 3

No puedo adorar más tanto el resultado como el proyecto en si y leer lo que el equipo de Boa Mistura cuenta de su experiencia de convivencia en el barrio me resulta realmente inspirador. Siempre he pensado que las cosas no se arreglan desde el enfado, la negatividad y los castigos, siempre desde las buenas propuestas y el refuerzo positivo y esta es una excelente demostración empírica.

Niños y mayores participaron en el proceso de limpiar y pintar el edificio, hasta completar el mensaje de unos dos mil metros cuadrados que tan inspirador debe resultar para ellos, como para nosotros que lo observamos desde la distancia. El arte urbano ha servido en este caso para hacer algo bonito a nivel estético y a nivel personal despertando la conciencia por el cuidado de los espacios comunes y la importancia del respeto y la colaboración en la convivencia.

Vía | URDesign y Yorokobu Más información | Boa Mistura y Bienal del Sur Panamá En Decoesfera | Hemos visto... fachadas curiosas en Toulouse

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios