Compartir
Publicidad

3 trucos para mantener la casa siempre ordenada

3 trucos para mantener la casa siempre ordenada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Imagen de Amber Interiors

Mantener la casa siempre ordenada es una cuestión de esfuerzo y de hábitos. La teoría de cómo se hace la conocemos o la podemos intuir. Otra cosa es llevarla a la práctica.

Todos conocemos a gente a la que aparentemente, no les cuesta nada tener siempre la casa recogida. Son los amigos, vecinos o familiares a los que es imposible pillar con la casa desordenada, ni siquiera si vas sin avisar o, y esto sí que tiene mérito, aunque tengan cuatro hijos.

Esto es similar a la gente que siempre va impecable o llevan el "estilo" incorporado en el ADN. Algunos pueden pensar que es cuestión de suerte o de ADN pero, desde luego lo del orden en la casa sí tiene solución.

Desde Apartment Theraphy nos revelan tres trucos de profesionales para conseguir que nuestra casa siempre esté recogida.

1. No dejes nunca que el desastre sea demasiado grande.

O lo que es lo mismo, no dejar que el desorden se te vaya de las manos. Se trata de ir recogiendo a medida que se usan las cosas. No dejes un día entero sin recoger nada porque el desorden ya se habrá instalado y costará mucho más "arreglarlo". Porque ¿qué te da más pereza?, ¿recoger la encimera a medida que vas cocinando o recoger todo al final?

2. Tiende al minimalismo. Según la publicación, "más cosas en su hogar significan más cosas para limpiar". Otra vez se trata de ser un poco Marie Kondo y prescindir de aquello que no uses o comprar cosas sólo útiles, a más cosas más difícil y, por tanto, más pereza ponerte a limpiar y recoger y por lo mismo, más difícil será mantener el orden.

Estas personas tienden a prescindir de artilugios innecesarios en la cocina, de bibelots en estanterías o de mantas y cojines innecesarios. Así que si tienes algún espacio que siempre se ve "desordenado" revisa que no sea por un exceso de cosas.

3. Aprende a ocultar o a disimular el desorden. Se trata de diseñar o planear bien la casa para que cada cosa tenga su sitio y no queden a la vista. Quizá un revistero en la sala para tener las revistas ordenadas, una entrada con muebles de cajones en lugar de una consola exenta, unas mesillas con tapa o un baúl para guardar mantas y cojines en un tiempo récord (lo que tardan en ir a abrirte la puerta).

De nuevo, analiza qué cosas que suelen molestar a la vista y estudia cómo y donde podrían guardarse. Si puedes hazles hueco en algún cajón o armario libres y sino tienes huecos créalos cambiando muebles sin cajones por otros que si los tengan...

Cuéntanos, ¿tú eres de los que ya se aplica los trucos? O, ¿tienes otros trucos que funcionan?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos