Compartir
Publicidad

Un radiador en medio del salón

Un radiador en medio del salón
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Reformar una casa antigua, con instalaciones centrales y multitud de pequeños cuartos que no sirven para nada, resulta apasionante, pero en la mayoría de las ocasiones verdaderamente complicado. A pesar de todo creo que Carolina Uceda, la autora del proyecto de interiorismo al que pertenece esta imagen, ha sabido resolver el reto con éxito

Para conseguir un salón de un tamaño medianamente aceptable con la mínima intervención había que unir dos habitaciones contiguas. Derribar el tabique no conllevaba ninguna dificultad, el problema eran los tubos de hierro de la calefacción central, con sus correspondientes radiadores, que no se podían tocar.

¿Solución? Pues no se tocaron, se dejaron ahí, en medio de la habitación, como si se tratase de un separador construído a propósito para diferenciar visualmente el comedor del salón. Fijaos también en que, para evitar destruir la moldura de escayola del techo, se ha conservado un pequeño paño de pared que se ha utilizado a modo de galería para colgar esas cortinas que le dan al ambiente un cierto aire teatral.

Me gusta mucho el resultado y me he sentido muy identificada con la solución. He empleado una muy parecida en mi casa, la diferencia es que los radiadores estaban un poco más a la derecha, así que la unión ha resultado en un vano y las cortinas las he usado para la puerta de acceso al salón.

Imagen vía | El retiro urbano
En Decoesfera | Los nuevos radiadores: otros usos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos