Compartir
Publicidad

¿Cómo sujetar las fundas del sofá?

¿Cómo sujetar las fundas del sofá?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo soy de las que opina que un sofá con fundas dura más que sin ellas, y por eso cuando voy a una tienda (no es que compre muchos sofás, compré el mío y acompaño a amigos a por otros) más que el color del mismo me fijo en la comodidad ya que por lo general cuando llego a casa le pongo la funda con el diseño que más me convence. En el mercado existen un montón de opciones para enfundar un sofá y, a no ser que sean fundas a medida como las de Ikea, estas tienden a caerse en cuanto te sientas dos veces.

Lo que podemos hacer para sujetar la funda de un sofá va desde pequeños trucos caseros con pinzas a otros más elaborados que llevan trabajo manual. Veamos cuáles son los trucos más sencillos:

  • Coser velcro tanto a la funda como al sofá por la parte trasera para no dañar mucho la tapicería. Tal vez este sea el truco más sencillo y eficaz, aunque entiendo que alguno de vosotros no quiera ponerse a coser un sofá recién sacado de la tienda. El velcro nos permite colocar la funda siempre en el mismo lugar y ofrece cierta resistencia a la caída a no ser que seáis de los que os echáis en plancha sobre el sofá. Eso sí, yo elegiría poner varios trozos de velcro mejor que un trozo largo porque es más sencillo de cuadrar y se disimulan mejor los errores de colocación.

  • Usar imperdibles para prender la funda a las partes donde más se suele caer. Este lo usé en mi actual casa y no os lo recomiendo más que como medida transitoria. Lo normal es que con este truco, si os tiráis en plancha u os sentáis con un poco de vehemencia, acabéis arrancando los imperdibles haciendo un roto tanto al sofá como a la tela de la funda. Como os digo, no os lo recomiendo en absoluto.

Sofá en un salón
  • Con alfileres de fundas. Los venden en las mercerías y para que nos entendamos tienen forma de U con las patas muy largas. Funcionan de manera similar a los imperdibles pero como no van cerrados simplemente hay que pinchar la funda en el sofá. Ofrecen algo de resitencia pero no rompen la tela cuando se desprenden. Este método no es nada recomendable para casas con niños pequeños ya que los extremos son muy afilados y te puedes pinchar al sentarte si se ha caído alguno.

  • Con unas barras de porexpán. Este truco sirve para marcar la diferencia entre el asiento y el respaldo pero a la hora de la verdad no sujetan nada la funda. Este yo lo descartaría desde el principio.

  • Anudando extremos con cintas, ya sea porque la funda venga con las cintas incorporadas (hay algunas que las traen) o cosiéndolas tú mismo. Este truco tal vez sea más engorroso que el del velcro pero a mí me ha funcionado muy bien, aunque lo cierto es que compré la funda con el lazo directamente.

Imagen | Trigger Happy Dave y Posh living En Decoesfera | Fundas de sofá

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio