Compartir
Publicidad

¿Pensando en pintar en verano? Lo mejor son los tonos claros (blanco y beige) como base para recrear distintos ambientes

¿Pensando en pintar en verano? Lo mejor son los tonos claros (blanco y beige) como base para recrear distintos ambientes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pintar la casa es una de las maneras más fáciles para conseguir una puesta a punto y una renovación inmediata de la casa. El buen tiempo y la cantidad de luz hace que el verano sea la estación mas apropiada para ello. Y aunque no hay que elegir los colores en base solo al verano, el blanco roto y el beige son una buena base combinar con otros colores.

Porque prácticamente se pueden conseguir todos los estilos partiendo de una base neutra. Luego el color lo puedes añadir solo en algunos elementos para conseguir el efecto deseado ¿un ambiente nórdico, un ambiente fresco o quizás más tropical? Desde Bruguer nos dan una serie de consejos para recrear el estilo que va con tu estilo partiendo del blanco roto y el beige.

EL BLANCO Y EL BEIGE COMO BASE

  • Para el exterior

El blanco más puro o blanco-blanco es mejor dejarlo solo para el exterior. En las paredes de las fachadas o en los patios y terrazas donde la intensidad del blanco puro aporta mucha frescura y viveza.

  • Para el interior

Para los interiores, se aconseja aconseja huir del tradicional blanco puro puesto que puede llegar a resultar molesto con el exceso de luz. A cambio, conviene pintar un blanco más grisáceo o natural escurriéndolo un poco con marrón o negro para obtener así el famoso blanco ‘roto’, que además combina a la perfección con colores de mayor intensidad como el azul cielo, el amarillo o el naranja.

El beige es el otro gran color del verano. Tanto éste como el blanco ‘roto’ son ideales a la hora de buscar combinaciones con plantas, madera natural o estampados geométricos y tropicales.

Con unos pequeños complementos y añadiendo otros colores, el blanco y el beige son una buena base desde la que recrear varios espacios y ambientes.

Aires nórdicos

Utilizando el protagonismo del blanco y el beige, podemos crear un apacible y relajado clima nórdico, siempre jugando con muebles de madera natural, así como el mimbre y el lino. Es una combinación que se adapta muy bien a cualquier espacio de la casa. Absorbe la luminosidad y la distribuye de manera uniforme.

Aires del mar

Un verde turquesa es el tono ideal para evocar el dinamismo y la frescura que nos ofrece el mar. Contrasta a la perfección con colores como el amarillo, así como con estampados, elementos multi-color y alguna que otra forma geométrica, siempre que no se abuse.

Azulamarilloblanco Habitacion

Aires tropicales

En último lugar, hablaremos de los rosados y amarillos, capaces de convivir entre sí para llenar tus habitaciones de alegría y movimiento. Mantienen una excepcional relación con telas de motivos tropicales, plantas y cualquier otro elemento que sea capaz de trasladarnos a esta zona del planeta, como pueden ser los estampados o las formas geométricas curvas.

Airestropicales 2

Vía Bruguer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio