Compartir
Publicidad
Publicidad

Acabados X: Pintura Aguada

Acabados X: Pintura Aguada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Como os prometí ayer, hoy vamos con el último acabado del que os vamos a hablar, la pintura aguada, una técnica que permite rebajar tonalidades, jugar con contrastes y hacer tonos totalmente distintos de forma muy sencilla.

¿En qué consiste la técnica?

Consiste en aplicar, sobre una pared ya pintada en un tono muy intenso, y seca una capa de pintura muy diluida, trazando diferentes formas para así rebajar el tono de la primera pintura, esto puede hacerse con uno o varios tonos.

¿Cómo llevar esta técnica a tu pared?

Como en otros acabados la técnica consta de varias fases:

Primero debes pintar la pared con un color más intenso del que deseas para la habitación.

Luego, coge la misma pintura u otro tono y diluye, de ahí el nombre de la técnica, aguada.

Una vez tengas la pintura diluida, coge un paño, lienzo o esponja natural, también sirve una brocha. Impregna en ellos la pintura y poco a poco vete dándole forma a tu pared imprimiendo círculos, rayas o el motivo que prefieras, para que quede el resultado que busques.

¿Para qué tipo de ambientes es adecuada esta técnica?

Por su función, rebajar los colores intensos es especialmente adecuada en aquellos ambientes donde se utilizan colores oscuros, como el color teja de los ambientes rústicos o los marrones de las casas de estilo colonial.

En ellos se proyectará un color más ligero además de una textura diferente, que hará que la estancia resulte bastante más luminosa.

En Decoesfera |Claves para pintar En Decoesfera | Otros acabados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos