Compartir
Publicidad

Un pequeño espejo con colgador incorporado

Un pequeño espejo con colgador incorporado
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Si tu piso es de estos que casi no tienen recibidor, que se entra directamente al salón o se accede a un estrecho pasillo, tal vez no tengas la posibilidad de incorporar un mueble de entrada lo cual no significa que no haya ciertos complementos con los que la puedas acondicionar, me ha encantado Boo, un mini espejo con doble colgador incorporado, especialmente pensado para el tamaño de la cara.

La idea es por un lado poder dejar en la entrada el abrigo o la chaqueta y recogerla justo antes de salir y que en ese momento puedas mirarte en el espejo, tanto esos días en los que te ves estupendo y sales con ganas de comerte el mundo, como los otros que vas un poco más apagado pero igualmente debes reflejar una sonrisa, para verte de cuerpo entero o bien lo haces antes en el dormitorio o siempre te queda el ascensor.

Es un pequeño detalle que se puede complementar con otros más, un paragüero, tal vez algún estante donde apoyar las llaves o la correspondencia, también un jarrón de pie con algunas flores artificiales, dependiendo de las dimensiones de la entrada nos dará más o menos juego, pero sea como sea desde luego para Boo, siempre habrá un lugar.

Más información | Abode New York En Decoesfera | Espejo colgador de Alex Bradley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos