Publicidad

Puertas abiertas: un cine en casa en pocos metros

Puertas abiertas: un cine en casa en pocos metros
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Si eres de esas personas a las que les encanta el cine, siempre ha soñado con tener su propia sala de cine en casa y ha dejado de lado la idea simplemente porque no tiene metros suficientes, hoy te traigo unas fotos que te van a gustar y que probablemente te hagan replantearte la idea.

Y es que... ¿quién dice que nuestro cine en casa tenga que ser grande? Si lo que buscamos es comodidad e intimidad para ver una película como nos gusta, pocos metros cuadrados, distribuidos bien, eso sí, pueden ser suficientes.

Como os digo para muestra un botón, en estas imágenes que os traigo hoy lo han conseguido en apenas un par de metros cuadrados y sin una habitación independiente, simplemente dividiendo en dos el salón y aprovechando al máximo las paredes y separaciones artificiales.

Pero empecemos por el principio, la ubicación como os digo en este caso nuestro cine en casa está ubicado en el salón, algo que a mi entender no es lo deseable porque supone menos intimidad, pero en una vivienda unipersonal o de pareja, puede ser una solución, más aún cuando no nos cabe otra idea.

Han dividido el salón en dos partes utilizando las traseras de los sofás de la sala de cine, al mismo tiempo que han orientado los muebles de resto del salón en dirección contraria, para así crear un contraste visual aún más fuerte y que la separación sea más sólida. Podemos ver un detalle en esta imagen de abajo.

Un cine en casa en pocos metros

Por otro lado contaban con una ventaja, el salón tenía una pared divisoria en medio, que han utilizado como pared lateral de la sala de cine, limitando esta parte de la casa de forma gruesa al menos por los laterales, mientras que la parte abierta al salón hace también las veces de entrada.

Un cine en casa en pocos metros

Como decoración, a sabiendas de que la "habitación" resultaba pequeña, han elegido simplemente cuadros, que colocar sobre la pared y que no ocupan demasiado espacio. Del mismo modo han optado por colores claro que evitan que la habitación parezca más estrecha.

En canto al mobiliario, una televisión grande, DVD y resto de tecnología para ver las películas, una librería baja sobre la que colocarla y almacenar algunos libros y DVDs, y dos sillones muy cómodos son todo lo que necesitamos.

Además de un sistema de sonido colocado alrededor de la librería y de las paredes.

Un cine en casa en pocos metros

Por último un detalle para el almacenamiento adicional, una repisa libre sobre la televisión, que puede servirnos para almacenar o guardar cualquier cosa y que no ocupa prácticamente nada, ya que como vemos está integrada perfectamente en la pared al haber elegido el mismo color para ella.

Imágenes vía | Unplggd En Decoesfera | Puertas abiertas, IFA 2009: tres soluciones para tu home cinema

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios