Publicidad

Hotel Torre Zumeltzegi, fusión de tradición y modernidad
Otros espacios

Hotel Torre Zumeltzegi, fusión de tradición y modernidad

HOY SE HABLA DE

Con la primavera llegan las ganas de salir de casa, de viajar, de hacer escapadas y de conocer lugares nuevos. Lugares con encanto, llenos de historia, y por supusto, de diseño. Lugares increíbles en los que perderse por unos días, como el hotel Torre Zumeltzegi.

Un hotel situado en la villa de Oñati, en la comarca del Alto Deva que ha sabido mantener la esencia medieval de este edificio de finales del siglo XIII, en el que la piedra tiene el protagonismo absoluto, con el diseño y el confort del siglo XXI que todos buscamos en nuestros viajes.

Foto 154 C

La rehabilitación de este viejo caserón familiar la realizó el Estudio Temas Rojo, un estudio especializado en la reforma de espacios hoteleros, demoliendo los edificios anexos a la vieja torre, añadiendo un edificio para alojar el restaurante, e intervenir en el interior de la torre para readaptar el edificio a sus nuevos usos.

Hotel

Para transformar la torre en un cómodo hotel, desde Temas Rojo apostaron por mantener el sabor medieval del edificio, integrando las partes históricas del edificio con nuevos elementos arquitectónicos, dando ese aire cálido que está presente en todo el hotel.

Foto 98 C

En total, son doce las habitaciones que hay en Torre Zumeltzegi, personalizadas con distintos detalles, y mezclando mueble moderno de firmas como Banak Importa y Kanaba, con muebles y objetos antiguos para mantener la esencia histórica del edificio y la fusión entre tradición y modernidad.

Foto 83 C

Junto a la piedra, y las vigas de madera, el equipo de interioristas ha trabajado el tratamiento de los colores y texturas para integrar estos materiales en el conjunto y dar ese aire acogedor, combinando los muebles en blanco junto a paredes de piedra y muros más oscuros, y muebles en tonos madera junto a las paredes más claras.

Foto 111 C 1

Particularmente atractivas son las habitaciones situadas en la última planta del edificio, con la techumbre de vigas de madera y unos miradores acristalados que permiten disfrutar de la campiña vasca, de la sierra de Aizgorri y del casco urbano de Oñate.

Foto

Sin duda, un hotel para perderse unos días y disfutar de la paz y el relax de la campiña vasca, con lo mejor de la arquitectura de aquellas tierras, y con las comodidades y el diseño del siglo XXI.

Más información | Hotel torre Zumeltzegi
En Decoesfera | Hotel Consolación, un hotel singular en el Matarraña turolense

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios