Publicidad

Casas con nombre: Koshino

Casas con nombre: Koshino
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Pienso que la arquitectura se torna interesante cuando se muestra éste doble carácter: la máxima simplicidad posible y, a la vez, toda la complejidad de que pueda dotársela. Palabra de Tadao Ando.

Tal vez no debiera haber empezado el post con una cita tan buena, poco o nada de lo que yo diga ahora va a ser tan claro y conciso, pero es que es perfecta para explicar la casa Koshino, que el arquitecto japonés construyó a las afueras de Asiya en 1980.

Se podría decir que Tadao prácticamente diseña con y para la luz. Es su herramienta y motivo principal; todo gira en torno a ella. Para no robarle protagonismo, los materiales se limitan a la mínima expresión; hormigón visto, acero y vidrio. Si a eso le añadimos unas formas geométricas puras y contundentes, el conjunto resultante es de una gran solemnidad y austeridad, creando espacios de meditación, serenidad y espiritualidad.

Casa Koshino-perspectiva

Se trata de una vivienda de medidas generosas, situada en una pequeña ladera arbolada de un barrio residencial. Esta leve inclinación permite enterrar parte del edificio y así aislarlo del exterior, insistiendo en la idea de espacios recogidos y tranquilos.

El proyecto se resuelve con tres volúmenes; el primero, en forma de media luna y prácticamente enterrado por la ladera, alberga un pequeño estudio, el segundo, de dos alturas, aloja los espacios públicos y el tercero, más bajito y alargado, se abre hacia el bosque para otorgar privacidad a las habitaciones. Transversalmente, un pasillo subterráneo une las tres piezas.

Casa Koshino-exterior

Pero, como ya he mencionado, lo importante aquí no es la distribución, los materiales o el aspecto exterior, la clave está en la luz. Es impresionante como consigue que un minimalismo tan brutal resulte acogedor únicamente a través de la iluminación, con un estudio cuidado de las aberturas y el soleamiento, para que en cada lugar haya la luz correcta en el momento adecuado.

La luz lo inunda todo y dota de vida a la casa, convirtiendo en bello aquello que baña y generando todo tipo de emociones a aquel que la contempla.

casa Koshino-dormitorios

Además cada espacio tiene unas proporciones perfectamente escogidas, con vistas cuidadosamente seleccionadas. Es una vivienda diseñada para la contemplación del alma, donde prima las sensaciones en su interior, pero a la vez fiel a los principios del movimiento moderno. Hay una geometría clara, una jerarquía de las estancias y un orden que lo rige todo, pero a la vez parece que cada lugar ha sido diseñado para sí mismo.

Creo que ahí reside la clave del buen minimalismo, aunar sencillez y complejidad. No es fácil conseguirlo, ni tan siquiera es fácil apreciarlo, pero cuando se revela ante ti, es de una belleza sobrecogedora.

Imágenes Vía | Arquiqué y MatnieHaus En Decoesfera | Casas con nombre: The Farnsworth House

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir