Compartir
Publicidad
Publicidad

Casas que inspiran: un almacén convertido en casa de lujo

Casas que inspiran: un almacén convertido en casa de lujo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos años, las afueras de nuestras ciudades estaban repletas de almacenes de distinta índole. Según ha pasado el tiempo, estos almacenes han seguido ahí pero las afueras se han desplazado quedando los primeros en zonas residenciales y han sido comprados por gente que se ha dedicado a rehabilitarlos para crear en ellos sus hogares. El almacén que os propongo hoy está en Melbourne, Australia, y aunque por fuera es un poco feo, por dentro es espectacular, ¿me acompañáis a verlo?

La planta inferior ha quedado prácticamente diáfana, con uno de los dormitorios en ella y en el piso superior es donde se encuentra el dormitorio principal, como veis en el plano bajo estas líneas. La unidad de toda la casa se logra con el color blanco que tapa los antiguos muros de ladrillo visto.

El plano del almacén convertido en casa.

En la parte inferior, vemos como la parte del salón se abre a un ventanal por el que entra luz a raudales. Por él, vemos cómo han decidido tarimar el patio usando maderas y materiales naturales en la decoración, sin perder de vista la naturaleza, presente en las plantas. Desde la zona de tertulia se ve el patio perfectamente e incluso se ha trabajado la continuidad de los muebles entre ambos espacios: si os fijáis, el mueble donde está la televisión sigue la línea del banco que hay fuera.

Vista del salón desde la cocina.

En la imagen sobre estas líneas, vemos una vista general del salón tomada desde la cocina. Lo que más me gusta de esta foto es la lámpara sobre el salón, formada como por papeles prendidos con pinzas, que da al ambiente un toque especial matizando la luz. Además, esta lámpara no se la puede permitir cualquiera y sólo los elevados techos la salvan del efecto barroco. Observad cómo todo el espacio es blanco, color que han respetado hasta los muebles de la cocina, para mantener la unidad.

El dormitorio de Ned.

Pasamos a ver el dormitorio inferior, el del niño (que por lo visto se llama Ned) y en el que se han mantenido las paredes blancas como en el resto de la casa. Los juguetes que vemos no sólo son divertidos sino que también son decorativos, y yo ya estoy buscando el avioncito de madera para regalárselo a mis sobrinos. Los dos detalles a imitar son la pared forrada de armarios blancos y el estor con un dibujo infantil en una esquina. ¡Me encanta!

El dormitorio principal.

Sobre estas líneas, tenemos el dormitorio principal en el que prima la sobriedad. A él se accede por un pasillo, en uno de cuyos lados tenemos armarios hasta el techo, esta vez de color claro, mientras que al otro lado un mueble bajo nos deja campo libre para ver el piso inferior sin obstáculos. Me gusta mucho cómo han respetado la arquitectura original del lugar para crear un hogar moderno, y eso se ve en detalles como este espectacular dormitorio.

El baño de la casa.

Por último, no podía acabar sin enseñaros mi habitación favorita: el cuarto de baño. No me gusta mucho que aquí se haya mantenido el mismo sistema en las paredes que en el resto de la casa, ya que soy una gran defensora de los azulejos para el baño, me parecen más fáciles de limpiar y toleran mejor la humedad. Por lo demás, me he enamorado de esos grifos, tanto en el lavabo como en la bañera; del botiquín en forma de cruz y por supuesto de la encimera donde se apoya el lavabo.

Imágenes vía | Desire to Inspire En Decoesfera | Casas que inspiran

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos