Compartir
Publicidad
Publicidad

Un mural de pared hecho con cartones de papel higiénico

Un mural de pared hecho con cartones de papel higiénico
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Quién se lo iba a decir a ellos, pensados para vivir ocultos y dar forma a los rollos de papel higiénico. Con un destino tan triste que al acabarse el papel, incluso hay quienes no los ven dignos ni de ir a la basura, y en algunos baños se acumulan sus esqueletos hasta que algún alma de Dios se compadece y les da un descanso eterno en el contenedor adecuado.

Y es que si el estatus del papel higiénico no es muy glamouroso que digamos, estar en la piel del tubo que lo soporta aún lo es menos: aguantar sus interminables vueltas, los bruscos tirones de la gente y ese amargo e inevitable final... Pero no todo van a ser dramas, algunos los codician, pues ven en ellos un material excelente para sus manualidades.

Hoy vemos, de la mano de Tali, como con varios de estos tubos se puede formar una composición decorativa en la pared. No hay más que tener clara la forma que se quiere conseguir, cortar cada tubo en varios tramos, darles forma ayudados por una plancha caliente que fije los costados, y pegarlos unos a otros con cola o grapas. El remate final, con una capa de pintura en spray, terminará de dar entidad a esta pequeña escultura nacida del desecho.

Si os ha gustado esta manualidad decorativa, podéis ver todos los pasos en el enlace que figura al pie del post.

Vía | Growing Up Creative En Descoesfera | Una forma original de evitar cables desordenados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos