Compartir
Publicidad

Hazlo tú mismo: Un espejo colgante de bambú con un 'look' veraniego

Hazlo tú mismo: Un espejo colgante de bambú con un 'look' veraniego
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De siempre que asociamos el mimbre, la paja, bambú o el ratán con el verano, por ser los materiales más típicos de un chiringuito de playa. Por eso te propongo un DIY veraniego para tu estudio u hogar con estos materiales.

Este espejo colgante de bambú con un look veraniego es sencillo y más importante aún muy baratito de hacer, además de ser muy hermoso, decorará y dará vida a las paredes de tu casa de verano o hará más veraniego tu hogar.

Utensilios

Un espejo colgante
  • Un espejo redondo Ekne de IKEA, al que le quitaremos el marco, un canasta plana de bambú o mimbre redonda con un diámetro 1 cm más ancho que el espejo, una cuerda, pegamento apto para enganchar la cesta y el espejo y un cúter.

La cesta de mimbre la podrás encontrar en el mercado o en una tienda especializada en artesanía de mimbre, debes de encontrar una pieza barata, sino el presupuesto se nos va de las manos, el espejo Ekne cuesta 12 euros, así que todo el DIY debe de costarnos unos 20 euros máximo.

En cuanto al pegamento déjate asesorar por tu tienda de bricolaje habitual, depende de los materiales con los que finalmente trabajes, ratán, bambú, paja y como venga el espejo preparado necesitarás una cosa u otra, el profesional experto te asesorará.

Pasos

Un espejo colgante

Con un cúter separaremos el espejo del marco cortando todo el perímetro del espejo, tal y como vemos en la imagen, el marco lo reservamos para un DIY futuro. Si ya tienes un espejo redondo este paso lo puedes obviar.

Una vez separado encolaremos la cesta con el espejo, siguiendo las instrucciones de la marca de pegamento que hayas usado, en este caso se trata de Liquid Nails. Sobretodo vigila que el pegamento no se te cuele por los agujeros de la cesta, y se te pegue la cesta con la base donde estás trabajando.

Un espejo colgante
Un espejo colgante

Deja secar durante tres días, que es el tiempo que indica esta marca. Y finalmente atraviesa con la cuerda la parte superior de la cesta, por donde irá colgado el espejo, tal y como ves en la imagen. Primero pasas la cuerda por un agujero y luego la haces salir unos centímetros más allá, unos 10 cm, por otro agujero, finalmente anuda la cuerda.

E voilà! Con este último paso ya hemos acabado, ya tenemos una bella pieza decorativa típica de verano, ahora solo te falta decidir donde colgar este hermoso espejo, ¿es fácil y veraniegol, verdad? Ya me contarás como te ha ido la experiencia.

Un espejo colgante
Un espejo colgante
Un espejo colgante

Vía | A pair and spare
En Decoesfera | Hazlo tú mismo: Personaliza tu vajilla. Una selección con creativos diseños para que te inspires

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio